Por las agresiones a los árbitros podrían duplicar la presencia de efectivos en los estadios

Lo confirmó el Presidente de la Liga Balcarceña de Fútbol: «todos estos hechos le hacen muy mal al fútbol local», dijo.

El Presidente de la Liga Balcarceña de Fútbol, Emiliano López, se refirió a la agresión sufrida por el árbitro Pablo Gajardo el último fin de semana en la cancha de Boca Juniors. El dirigente se mostró «preocupado» por la reiteración de este tipo de episodios en los estadios locales y llamó a estar «tranquilos y con un poco más de cordura».

«Llegamos a un punto donde cualquier dirigente de un club o Liga no quiere llegar. Son dos episodios de similares características que nos duelen y preocupan. Nos vamos a juntar con los clubes para que bajen los decibeles. Nada de esto ayuda ni suma. Y le hace muy mal al fútbol local», declaró López.

El Presidente de la LBF descartó que peligre la realización de la próxima fecha pero anticipó que desde la Estación de Policía Comunal «tomarán nuevas medidas de seguridad» de cara a los próximos compromisos del Torneo Oficial de primera división.

«Los últimos partidos los jugamos con un mínimo de entre cinco y seis efectivos. Lo que me trasladaron este martes es que para algunos encuentros que ellos consideren necesarios habrá que costear a 12 personas que estarán abocadas a cuidar el espectáculo», añadió.

«Es una lástima que estemos dando la imagen que dimos las últimas dos fechas. Pero además es perjudicial para todos los clubes, porque serán ellos los que tengan que hacer frente a los operativos de seguridad», concluyó.