«El tribunal no entiende nada de violencia de género», dijeron con bronca los papás de Lucía Pérez

Para los jueces de Mar del Plata no se trató de un femicidio. Los imputados fueron absueltos por el crimen de la adolescente y solo dos fueron condenados por venta de droga. La víctima, de 16 años, había sido drogada y violada.

Los tres acusados por el femicidio de Lucía Pérez fueron absueltos y solo fueron condenados por venta de droga.

«Es una vergüenza», repite indignada Marta Moreno tras enterarse de que el tribunal de Mar del Plata absolvió a los tres imputados por el crimen de su hija, Lucía Pérez. La adolescente de 16 años había sido drogada, violada y asesinada en esa ciudad balnearia en 2016. Pero para los jueces no se trató de un femicidio, como había indicado el fiscal. Y solo condenó a dos de los acusados por venta de droga.

La madre de Lucía expresó su malestar por la decisión de la Justicia. «Es una vergüenza más del tribunal de Mar del Plata. Los condenan por tenencia de droga y no por la muerte de Lucía. Es doloroso y más que doloroso», remarcó. El padre de la adolescente, Guillermo Pérez, también criticó con dureza el fallo. «Es una vergüenza y una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género«, apuntó. En la misma línea, sostuvo que esperaban una condena mayor para los acusados.

A dos años del crimen de su hija, los jueces del TOC N°1 Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas consideraron que no había elementos suficientes para comprobar que la adolescente había sido violada y asesinada. Y, bajo este argumento, los tres imputados fueron absueltos por estos delitos.

La única pena que recibieron los acusados fue por venta de droga: Matías Farías(25) y Pablo Offidani (43) fueron condenados a ocho años de prisión y deberán pagar una multa de 135 mil pesos. El tercer hombre sentado en el banquillo por encubrimiento, Alejandro Maciel (61) directamente quedará libre.

La decisión de los magistrados no fue compartida por el fiscal del caso, Daniel Vicente, quien había pedido la prisión perpetua para Farías porque lo consideró autor de «abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor».

A pesar de este revés de la Justicia, la familia de Lucía no piensa rendirse y anunció que apelarán el fallo. «Vamos a ir la Cámara de Casación. No vamos a bajar los brazos», recalcó Marta.

El caso de Lucía fue uno de los que impulsó el primer paro nacional de mujeres contra la violencia de género, en octubre de 2016. La jornada de protesta y reflexión fue bautizada como #MiércolesNegro, en donde se convocó a un cese de tareas de 13 a 14 y una concentración en el Obelisco. La investigadora del CONICET y miembro del colectivo Ni Una Menos había resaltado que la medida era importante para visibilizar «la falta de políticas públicas del Estado» para contrarrestar la violencia machista.