El mensaje viral de los monotribustistas: “¿quién va a ayudarnos?”

Pidieron que se rebajen deudas y congelen intereses en Bancos, Arbal y AFIP: “eso sería justicia, equidad y empatía”.


El presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y otros ministros del Gabinete se reunieron este domingo en la residencia de Olivos para analizar la marcha de la cuarentena y la posibilidad de tomar medidas económicas ante los efectos que conlleva el aislamiento obligatorio decretado ante la pandemia de coronavirus.

Ante este escenario, las redes sociales fueron invadidas por un mensaje que tiene al poder político en general como destinatario. Bajo el título “¿Quién va a ayudar a los monotributistas?”, trabajadores locales exhibieron su preocupación ante la falta de anuncios del Estado.

 “Es más fácil aceptar la cuarentena cuando trabajas en el sector público porque a fin de mes cobras tu sueldo. Nosotros (los monotributistas) dependemos de los clientes para pagar las deudas, impuestos, alquileres y sueldos”, dice un fragmento del mensaje.

Y agrega: “no es que no queremos sumarnos, que se entienda bien. Pedimos que las autoridades, quienes a fin de mes cobrarán su sueldo, nos ayuden a gestionar y exigir que los Bancos, AFIP, Municipalidad y Agencias de Servicios CONGELEN las Deudas y/o rebajen impuestos e intereses mientras pasa la emergencia. Eso es justicia, equidad y empatía”.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, contó este sábado que desde la cartera “estamos permanentemente evaluando la situación de mucha gente que gana la diaria y no está asociada al Ministerio” y estimó que ese sector alcanza a “casi un millón de personas en la Argentina”.

“Estamos armando un esquema”, señaló el funcionario, a la vez que afirmó que el ministerio que conduce se encuentra “evaluando alternativas para ese sector, que es al que más se le cae los ingresos en tiempo de cuarentena”.

En plena cuarentena el Gobierno avanza con las obras en la nueva terapia

Refuerzan los canales online para las denuncias por incumplir la cuarentena