El Jardín Nº 902 celebra su aniversario número 50

Lo hará con un acto central en el establecimiento durante la mañana de hoy.


148
TRABAJOS. La directora destacó la colaboración de padres, alumnos y docentes
quienes pintaron y repararon los juegos.

El Jardín Nº 902 celebrará su aniversario número 50 y lo hará con un gran acto. Será esta mañana, a partir de las 10 horas con la presencia de autoridades municipales y educativas. También, se decidió invitar a todos los establecimientos educativos cercanos al lugar, quienes van a formar parte del acto con sus banderas de ceremonia. Por otra parte, serán de la partida ex docentes y directivos, todos, en estos casos, quienes han dejado una huella en los 50 años de historia del jardín.

EL ACTO

Mónica Rodríguez, la Directora del establecimiento, brindó algunos detalles del acto que excederán lo estrictamente protocolar. En ese sentido destacó: “Los chicos van a hacer una pasada por el frente del palco. A su vez invitamos a una murga que va a dar inicio al desfile y allí, los nenes, por grupos, irán haciendo sus pasadas. Además de hacer el tradicional descubrimiento de placas, los chicos van a exponer un mural que hicieron en conjunto con su profesora donde quedó plasmado el logo que nos representa desde principio de año”.

HISTORIA

En sus 50 años de vida, el Jardín Nº 502 ha cambiado ya sea de docentes y directivos como de lugar. Desde un comienzo, el Jardín funcionó en la localidad de Los Pinos. Ante la falta de matricula lo trasladaron hasta Balcarce, puntualmente junto a la escuela Nº 13. Al poco tiempo, cuando el colegio se vio colapsado por la cantidad de alumnos, el jardín fue trasladado hasta el Sindicato de Luz y Fuerza hasta el momento en que decidieron reacondicionar el lugar. A partir de ahí comenzó a funcionar en la casa que se encuentra en el Cerro El Triunfo, donde hoy está establecida la guardería Pulgarcito. Fue finalmente en 1980 que la Dirección Provincial decidió construir el edificio propio, espacio donde hasta hoy en día se dictan las clases.

Deja un comentario