El gobierno reforzará la seguridad de cara al G-20

Más allá de esto, a los incidentes perpetrados por los advenedizos anarquistas, en el Ejecutivo no le dieron demasiada entidad. “Este grupo anarquista venía actuando desde hace tiempo”, se dijo.

Patricia Bullrich contradijo el gobierno británico.

A dos semanas del inicio de la cumbre de líderes del G20, en el gobierno tomaron nota de los atentados con explosivos en el cementerio de Recoleta y en el domicilio del juez Claudio Bonadio: se implementó un refuerzo en antiterrorismo en las fuerzas federales abocadas al operativo que se desplegará en la región metropolitana y hoy Seguridad presentará un equipamiento donado por China para prevenir incidentes durante el encuentro internacional.

A los incidentes perpetrados por los advenedizos anarquistas, en el Ejecutivo no le dieron demasiada entidad –’la chica que estuvo en el cementerio de Recoleta activó el explosivo haciéndose una selfie’, dijo a este diario una calificada fuente de Seguridad-, se le sumaron el hallazgo de explosivos de simpatizantes del terrorismo islámico y la interferencia por parte de un hombre de la torre de Aeroparque.

En tanto, un integrante de la custodia presidencial consultado admitió que no por peculiares, dejó de llamar la atención los ataques con explosivos. ‘Hay un cambio de estrategia y un refuerzo de antiterrorismo. Igual este grupo (anarquista) venía actuando hace tiempo’, indicó. Se trata de controles ‘más incisivos’ por parte de los escuadrones antiterroristas de Policía Federal y Gendarmería.

Por su parte, la fuente de Seguridad consultada describió a los activistas ‘como marginales y drogadictos, grupos que se venían siguiendo y sólo quieren generar violencia. Hoy el doctor (Claudio) Bonadío nos dijo que los que actuaron en su casa no tenían demasiada profesionalidad’.

Molesta por la difusión de los anillos de seguridad para la cumbre de presidentes -se espera la llegada del norteamericano Donald Trump o la alemana Angela Merkel, por caso-, la fuente consultada sostuvo que ‘aún se están definiendo algunos recorridos. El Teatro Colón, donde se llevará a cabo una cena de gala, estará fuertemente custodiado y habrá un corte importante en todas las adyacencias’.

Según se informó, los incidentes no produjeron nuevas advertencias de las delegaciones extranjeras, como la alerta emitida por la cancillería británica días atrás sobre posibles atentados terroristas en Argentina, que en Balcarce 50, esperan sea rectificada.

En tanto, hoy a las 9.30 la ministra de SeguridadPatricia Bullrich, presentará junto a los jefes de las fuerzas federales parte del equipamiento que se utilizará para garantizar la seguridad durante la Cumbre del G20. Según se pudo averiguar, son scanneres, motos y otros artefactos donados por el gobierno chino para la custodia del encuentro que comenzará el próximo 30 de noviembre.

El impresionante operativo cerrojo por la cumbre de líderes del G20 comenzará el jueves 29 a las 15 con el cierre de los aeropuertos Jorge Newbery y El Palomar, las autopistas IlliaCantiloLugones.

El puerto de Buenos Aires también cerrará sus operaciones en esa fecha y horario y las aguas serán controladas por Prefectura Naval. No habrá actividad ferroviaria en las estaciones cabeceras de Retiro desde el viernes por la mañana. El predio utilizado para el evento, CostaSalguero, estará cerrado al público desde el martes 27 a las 15.

Habrá tres anillos de protección durante el encuentro: la avenida Figueroa Alcorta estará cortada al tránsito a la altura de la facultad de Derecho. Y los anillos de seguridad estarán ubicados en Alcorta y Sarmiento, Lugones y Dorrego, y en la autopista Illia cerca de del Libertador. Todos estos cortes totales comenzarán el jueves 29 a las 15 hasta el domingo 02 a las 12.

La zona cercana a Costa Salguero cerrada al público abarcará un perímetro de 12 kilómetros .

Más allá de los cortes también habrá fuertes operativos en la zona de Puerto Madero, Retiro y Recoleta. Habrá un fuerte operativo con corte en Alvear y Arroyo, zona por donde circularán los mandatarios para entrar y salir de los hoteles.