La medida, que fue publicada este martes en el Boletín Oficial, no alcanzará a todos los empleados públicos.


El Gobierno de Alberto Fernández oficializó el aumento salarial para los empleados estatales a través del Decreto 56/2020 publicado este martes en el Boletín Oficial.

Como se había confirmado hace una semana, la suba será de $4.000 y se pagará en dos cuotas. La primera, de $3.000, se pagará en marzo y los restantes $1.000 en abril.

Además, el decreto especifica que quedan comprendidos todos aquellos trabajadores estatales cuya “retribución bruta, mensual, normal, habitual, regular y permanente aprobada vigente al 31 de enero de 2020, no supere los $60.000”.

Y agrega que se tratará de “sumas fijas remunerativas no bonificables mensuales” y correrán a cuenta de las futuras paritarias de 2020.

El aumento, por otro lado, solo será para los empleados de la Administración Nacional, las Empresas y Sociedades del Estado y los Entes Públicos excluidos de la Administración Nacional, consignados en la ley 24.156.

Con la firma del presidente Alberto Fernández y el y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la resolución argumenta la medida por “el sensible deterioro del poder adquisitivo en los salarios del personal del sector público nacional, por efecto de la crisis económica”.

“En ese contexto, resulta necesario disponer el otorgamiento de dos sumas fijas remunerativas no bonificables a efectos de mantener los estándares adquisitivos de las remuneraciones del personal del Sector Público Nacional referido precedentemente”, indica.

En los primeros días del año ya se había oficializado la suba salarial para los trabajadores del sector privado. Esa suma también es de $4.000 y se abona en dos tramos ($3.000 y $1.000), pero se pagarán con los sueldos de enero y febrero, respectivamente.