El Gobierno Nacional evalúa extender la cuarentena: ¿Hasta cuándo podrá durar?

Las autoridades esperan el pico de la curva de casos para fines de abril y principios de mayo, por lo que se estudia prolongar el aislamiento social obligatorio.


El Gobierno espera que el momento crítico de la pandemia de coronavirus en el país tenga lugar entre fines de abril y principios de mayo y cuán pronunciada será la curva de casos dependerá, en gran medida, de la eficacia de la cuarentena dispuesta por el presidente Alberto Fernández.

Frente a este panorama, desde el Ejecutivo dan casi por hecho que el aislamiento social, preventivo y obligatorio que en principio duraría hasta el 31 de marzo, se extenderá hasta el final de Semana Santa.

“El dilema es que si la cuarentena nos funciona bien nos va a convenir extenderla y si nos funciona mal, también nos va a convenir mantenerla”, explicó un funcionario del Gobierno nacional, según consigna Clarín.

La idea de extender el período de cuarentena total, que desde el viernes mantiene en sus hogares a todos los argentinos con excepción de los que trabajan en la prestación de servicios esenciales, se comenzó a analizar en en el Poder Ejecutivo este último fin de semana.

El objetivo es evitar una crisis sanitaria y que los nuevos casos se vayan distribuyendo paulatinamente en un período largo y no crezcan de golpe.

De hecho, durante la reunión que este lunes el Presidente mantuvo con un grupo de intendentes, Fernández no descartó la posibilidad de alargar la cuarentena. “Es una potestad que tengo, una posibilidad que voy a ir viendo en función de lo que me digan los especialistas”, les dijo a los más de 40 jefes comunales que lo escuchaban.

A las medidas de aislamiento obligatorio podría agregarse, según analizan en el equipo del Gobierno, mayores controles en las fronteras terrestres. Esos controles incluirían aislamientos preventivos de las personas que viajen en los micros que ingresan desde Brasil y Chile en los que existen reportes de casos sospechosos.

La cuarentena podría extenderse hasta el lunes 13 de abril

Desde el último viernes, Salud comenzó a recibir los 52.500 reactivos para hacer las pruebas de coronavirus que compró en el mercado internacional a fines de enero. Hasta ese momento, el Instituto Malbrán -el laboratorio que centralizaba todos los tests- había hecho las pruebas con 3.000 reactivos que había enviado a la Argentina la Organización Mundial de la Salud cuando estalló la epidemia.

Esos 52.500 reactivos llegarán a Buenos Aires en tandas de 7.500 cada viernes, y desde allí serán distribuidos en los seis centros que se autorizaron a fines de la semana pasada. El viernes próximo, con la nueva llegada de reactivos, se abrirán otros seis centros, y así se irá completando la lista de 35 laboratorios habilitados en todo el país, que hoy son los que hacen los testeos de influenza A y B.

El Club Social de Innovación elabora máscaras para entregar en el Hospital

A través de una app, el Gobierno podrá monitorear a las personas que ingresan al país