El Gobierno firmó el decreto para reestructurar parte de la deuda por USD 68.842 millones

La autorización, firmada por el Presidente, autoriza al ministro Martín Guzmán a efectuar la renegociación con los acreedores.


El presidente, Alberto Fernández, firmó este lunes por la noche el decreto por el cual se autoriza a reestructurar parte de la deuda pública por USD 68.842 millones de dólares. La medida autoriza al ministro de Economía, Martín Guzmán a efectuar la renegociación con los acreedores.

La cifra representa dos tercios de la deuda en manos de tenedores privados y la autorización para el ministerio de Economía alcanza a todos los tribunales estatales y federales de Nueva York (en Estados Unidos), Londres (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte) y Tokio (Japón).

Se dará cuenta de esta decisión a la Comisión Bicameral permanente del Congreso.

El Poder Ejecutivo llevará adelante las gestiones y actos necesarios para asegurarse la sostenibilidad de la deuda.
Por eso, determinará montos nominales -de los títulos de deuda- que le permitan márgenes de acción en el diseño de la administración de pasivos o canjes que el ministerio de Economía decida implementar.

Además, Economía podrá incluir documentos que establezcan la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales extranjeros. También puede renunciar a oponer la defensa de inmunidad soberana en operaciones relativas al canje.

Tras el lunes negro, se complica la negociación de la deuda

Si bien el decreto estaba listo el lunes por la mañana, el mismo se demoró por el derrumbe de los mercados.
Las bolsas de todo el mundo se hundieron por efecto de la caída en el precio internacional del petróleo. El shock financiero mundial se tradujo en caídas históricas en la Bolsa de Nueva York y las acciones y bonos argentinos no quedaron fuera de la tendencia.

El decreto del Poder Ejecutivo definirá cuánta deuda se pondrá sobre la mesa de negociación con los acreedores, confiaron fuentes oficiales a Clarin.

Guzmán detallará qué títulos entran en la renegociación. A diferencia de 2003, que se venía de un default total, ahora el Gobierno puntualizará qué parte y cuánto de la deuda renegociará.

Alberto Fernández: “Cristina Kirchner ha sido y es víctima aún hoy de la mala Justicia”

Quintero o mantener la línea de cinco: la única duda de Gallardo para la Copa