El Gobierno de Axel Kicillof informó que no podrá pagar la deuda que vencía el 26 de enero

A través de una solicitada, el gobernador Axel Kicillof adelantó que negociará con los acreedores una postergación del pago del bono Buenos Aires 2021 hasta el 1° de mayo.


El Gobierno de Axel Kicillof confirmó oficialmente que no podrá pagar la deuda que vencía el 26 de enero y anunció que buscará el consentimiento de sus acreedores para postergar el pago hasta el 1° de mayo.

Se trata del Bono Buenos Aires 2021 (BP21) que fue emitido hace 10 años, el 26 de enero de 2011, cuando Daniel Scioli gobernaba el distrito.

Ayer los títulos de deuda de la provincia cayeron hasta 10% luego de que se conociera que la Nación no cubrirá sus vencimientos de deuda de este mes, y arrastraron a todo el mercado a la baja.

“El 14 de enero la provincia de Buenos Aires anunció que solicitará el consentimiento de los tenedores de sus Bonos 10,875% con vencimiento en 2021 para aprobar ciertas enmiendas a sus términos y condiciones”, dice la solicitada que se publicó esta mañana.

solicitada
La Provincia oficializó su propuesta a acreedores a través de una solicitada.

Además, el texto indica que el objetivo de las enmiendas propuestas es “liberar temporalmente a la Provincia de ciertas obligaciones financieras de corto plazo aplazando hasta el 1° de mayo de 2020 la próxima fecha de pago del principal, originalmente establecida para el 26 de enero de 2020”.

Por otro lado, el Gobierno provincial difundió el contacto de Morrow Sodali, una asesoría financiera con base en Nueva York con el fin de que los acreedores puedan contactarse para adherirse a la propuesta.

Este fin de semana, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, afirmó que el Gobierno nacional no contempla un auxilio financiero para la provincia de Buenos Aires. El distrito deberá afrontar el próximo 26 un pago de vencimientos por USD 275 millones, con un período de gracia de 10 días. En caso de que se cumpla el plazo, el distrito caería en default.

Entre el 19 y el 26 de enero la provincia enfrenta vencimientos que suman USD 571 millones.