El Gobernador Kicillof recibirá a Reino y al resto de los intendentes bonaerenses

Las reuniones serán esta tarde y por turnos, en paralelo al encuentro de Alberto Fernández con gobernadores de todo el país. Evaluarán el impacto en el empleo, la seguridad y la situación de los hospitales para afrontar la pandemia.


Axel Kicillof llamó a los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires a una reunión urgente en La Plata. Los convocó en tres turnos de una hora y media cada uno y con 30 minutos de diferencia entre cada encuentro para que no se crucen los distintos participantes.

Se organizaron por secciones. El primer turno corresponde a los de la Primera y Segunda Sección, arrancará a las 15 y terminará a las 16:30 en el teatro Metro de la capital provincial. A las 17 llegarán los siguientes y dos horas después los últimos jefes comunales convocados en medio de la crisis desatada por el COVID-19.

Según dijeron voceros de la gobernación la idea es repasar las medidas tomadas y organizar y acordar un esquema de trabajo para los próximos días. Y también para el después, cuando se empiecen a sentir los efectos del aislamiento, parcial o total, según se defina, sobre la economía, sobre los trabajadores informales y monotributistas y sobre el empleo en general.

La preocupación más urgente es la respuesta del sistema de salud y garantizar camas para el caso de que las medidas preventivas no sean suficientes. El temor compartido por varios funcionarios anoche es qué ocurrirá si el próximo miércoles 25 siguen cerrados comercios, shoppings, escuelas y hasta ciudades enteras. Se teme a una fuerte suba de la desocupación y se analiza la respuesta a esa situación.

Acompañarán a Kicillof el ministro de Salud, Daniel Gollán; el jefe de gabinete Carlos Bianco; el ministro de Infraestructura, Agustín Simone; el de Seguridad, Sergio Berni; la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Raverta; y la de Educación, Agustina Vila.

El STM donará 300 mil pesos para la puesta en marcha de la nueva terapia

Un choque frontal en la ruta 55 dejó un saldo de dos muertos: una de las víctimas es un balcarceño