El gobernador de Puerto Rico renunció tras las protestas por el «chatgate»

Las movilizaciones multitudinarias convocadas por artistas puertorriqueños exigían la dimisión de Rosselló luego de que se divulgara una conversación con mensajes machistas y homofóbicos.

«Te tienes que ir», le advirtió Ricky Martín en un video en las redes sociales. La frase, la presión y las masivas manifestaciones encabezadas por artistas y otras figuras públicas fueron contundentes: el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, renunció la noche del miércoles en medio de una crisis política desatada por la filtración de un chat con mensajes machistas y homofóbicos.

«Hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto del gobernador efectivo el viernes 2 de agosto a las 5 de la tarde», dijo el gobernador en un video difundido por su gobierno.

Inmediatamente se escuchó la alegría y los «olé olé olé» de cientos de puertorriqueños que desde la tarde protestaban a las puertas de La Fortaleza, la casa de gobierno, y que se quedaron bailando en el casco viejo de San Juan durante horas.

«Fue un mensaje de unidad y de lucha», dijo el cantante de música urbana Residente que junto a Ricky Martin y Bad Bunny encabezaron varias de las manifestaciones de repudio. «Hoy descubrimos que lo que nos une es el corazón«.

Tras la dimisión de Roselló, el ex integrante de Calle 13 mantuvo la convocatoria a marchar nuevamente el jueves por la mañana, junto a los reggaetoneros Nicky Jam, Wisin y Bad Bunny.

Así acabaron 12 días consecutivos de protestas exigiendo la renuncia de Rosselló, luego de que un pequeño medio local, el Centro de Periodismo Investigativo, divulgara el 13 de julio un chat de Telegram en el que participaban el gobernador y 11 hombres de su círculo íntimo. Allí intercambiaron mensajes ofensivos sobre mujeres y homosexuales y una burla a las víctimas del huracán María.