El ex presidente peruano Alan García murió tras pegarse un tiro en la cabeza para evitar su detención

La Justicia había ordenado prisión preventiva para el ex mandatario en el marco de una investigación por el caso Odebrecht.

El ex presidente de Perú, Alan García, murió a los 69 tras pegarse un tiro en la cabeza para evitar su detención, según informó la prensa de ese país. Horas antes, la Justicia había ordenado prisión preventiva para el ex mandatario en el marco de una investigación por el caso Odebrecht.

García había sido trasladado de emergencia este miércoles en estado «crítico» después de dispararse en el interior de su casa cuando la policía fue a arrestarlo.

La ministra de Salud, Zulema Tomás, precisó que el exmadatario sufrió tres paros cardíacos mientras estuvo en el quirófano. «Ha hecho tres paros cardíacos. La situación es grave», alertó en ese momento la funcionaria.