El especial de Navidad de Netflix que muestra a un Jesucristo homosexual y revolucionó Brasil

El especial de Navidad de “Porta dos Fundos” se ha convertido en un clásico en Brasil. Sin embargo, luego de salir de YouTube para llegar a la masividad de Netflix, religiosos de todo el mundo levantaron las voces y exigen que sea sacado del listado de la plataforma de streaming.


Los acusan de provocar a los religiosos, y exigen que todo aquel que crea en Dios se una a la petición que exige que el especial de Navidad sea dado de baja de la lista de películas que se ofrecen en Netflix.

“Jesucristo es un homosexual que tiene relaciones con el diablo, la Virgen María, una prostituta que mantiene relaciones sexuales con Dios Padre y los apóstoles, una pobre panda de alcohólicos…Esta es la provocación, en forma de película, que lanza a los cristianos por Navidad la multinacional de contenidos audiovisuales Netflix: una gravísima burla a escala internacional sobre nuestras figuras sagradas. Muestra con urgencia tu más absoluta repulsa: manda ahora tu queja al CEO de Netflix, Reed Hastings, y pídele que retire inmediatamente esta publicación de su plataforma”, es una de las miles de peticiones que se han presentado en Brasil.

El especial de la polémica

La película se presenta como una comedia con el nombre de ‘A Primeira Tentação de Cristo’ (La primera tentación de Cristo) y muestra a Jesús regresando del desierto con Orlando, a quien conoció mientras se bañaba y descansaba de su travesía. Al mismo tiempo, los Reyes Magos asisten a la fiesta de 30 años mientras uno de ellos espera que llegue su cita, una prostituta a la cual contrató “para alegrarse”.

En un país con 200 millones de personas, donde la Iglesia Católica y el movimiento evangélico cristiano tienen gran importancia en la sociedad, los reclamos ya recibieron casi 5 millones de firmas.

Según la agencia de noticias AFP, Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, escribió en sus redes sociales “Apoyamos la liberrtad de expresión, pero ¿vale la pena atacar la creencia del 86 por ciento de la población?”.

Henrique Soares da Costa, obispo del estado de Pernambuco, escribió en Facebook que canceló su suscripción al servicio de streaming, y denunció a la película como “blasfema, vulgar e irrespetuosa”.

El emotivo gesto de un hombre con una mujer de 88 años durante un vuelo

Cómo crear un chat de WhatsApp para hablar con uno mismo