Delincuentes amenazaron y golpearon a un jubilado en su hogar

Rodolfo Cerezuela tiene 82 años. Vive en calle 21 entre Maipú y Chacabuco. El jueves por la tarde fue sorprendido en su hogar por delincuentes que lo golpearon y huyeron sin llevarse ningún objeto de valor.

Rodolfo Cerezuela habló en la mañana de Sube.

En la tarde del último jueves un jubilado de 82 años fue sorprendido en su domicilio por delincuentes.

El hecho ocurrió alrededor de las 15 en una vivienda de calle 21 entre Maipú y Chacabuco, lugar de residencia de Rodolfo Cerezuela.

Mientras descansaba, el jubilado fue abordado en el interior de su casa por dos jóvenes que lo amenazaron para que les entregara dinero.

En diálogo con Radio Sube (101.5), Rodolfo relató lo sucedido: «Estaba durmiendo la siesta cuando sentí ruidos. Me levanté a ver qué estaba pasando y me encontré con los intrusos en la cocina. Me redujeron y me pusieron una media en la boca para que no gritara».

Y continuó: «Me amenazaron para que les entregara dinero. Yo les dije que estaba por venir un familiar para que se fueran. Salieron y como vieron que no venía nadie volvieron y me pegaron varias trompadas en el rostro. Después se fueron llevándose sólo un teléfono celular».

«Es la primera vez que me pasa algo así. Queda el miedo de que vuelvan. Vivo solo. No tengo plata», expresó entre lágrimas el jubilado de 82 años.