El CEO de Zanella admitió que no se justifica tener una fábrica en Mar del Plata


Walter Steiner señaló que la planta en esta ciudad es la que peor está y admitió que evalúan cerrarla. Cuestionó duramente al gobierno nacional. Peligran 40 puestos de trabajo.

Desde hace tiempo, los planes de la empresa Zanella en Mar del Plata de aumentar la producción y lanzar al mercado un utilitario y nuevos productos golpea con una realidad económica que parece ir a contramano de eso. Por estos días, desde el gremio metalúrgico mantendrán una nueva reunión con las autoridades de la empresa para tratar de encontrar una solución a la crítica situación que atraviesan la firma y los trabajadores.

Sin embargo, las novedades no son buenas. El CEO de Zanella, Walter Steiner, confirmó que la planta en Mar del Plata es la que atraviesa la situación más difícil y que «ya no se justifica» tenerla en funcionamiento.

Semanas atrás la UOM firmó un acuerdo para que la empresa pague el 55% del sueldo bruto a los trabajadores durante los días que la fábrica esté cerrada y un compromiso de que no haya despidos hasta a marzo. No obstante, saben que el panorama no es el mejor para los 40 trabajadores.

En diálogo con BAE Negocios Steiner señaló que «el mercado se cayó, ya no es viable producir y ya no tengo volumen que justifique tener una fábrica en Mar del Plata». 

«No hay señales de recuperación, la gente está preocupada y yo también. Los días no trabajados cobran el 55% neto y hay un compromiso de no despedir hasta fin de marzo. El ex intendente Gustavo Pulti nos prometió que iba a salir la autorización para hacer una terminal automotriz y nunca salió», detalló el empresario.