El centro de diálisis local, en estado de crisis por pagos atrasados

El Director del centro le remitió una nota a los pacientes que asisten en el lugar: «si las autoridades no recomponen esta situación, pronto no podremos dializar», les comunicó.


La Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD) realizó un paro en el sector y se movilizó al Ministerio de Salud bonaerense junto con pacientes, para exigir el pago de la deuda que mantiene la Provincia de casi 300 millones de pesos.

El centro de diálisis local no es ajeno a la crisis que atraviesan los centros de todo el territorio bonaerense. Pese a que en todo este tiempo nunca ha dejado de atender a sus pacientes, los directivos del lugar ratificaron que en caso de no existir una regularización de la deuda corre serio riesgo la prestación del servicio. 

En un comunicado que lleva la firma del Doctor Denis Allende, Director del lugar,  se le informó a los pacientes que: «desde hace varios meses los financiadores de los tratamientos que ustedes reciben, fundamentalmente Incluir Salud (ex PROFE) y el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires dejaron de abonar dichas prestaciones acumulando una deuda de más de siete meses de atraso, al mismo tiempo que no actualizaron los valores de las prestaciones».

Además, Allende detalló que «en los últimos meses comenzaron a sumarse a ese atraso algunas obras sociales como IOMA y otras» y agregó: «»durante todo este tiempo los centros de diálisis siguieron brindando y haciéndonos cargo del costo económico del tratamiento tratando que los enfermos no sufrieran las consecuencias de la falta de pago, mientras que paralelamente y en forma permanente se efectuaron reclamos a las autoridades del Estado, responsables de abonar los tratamientos y se hicieron públicos esos reclamos en todos los medios que fuera posible sin obtener respuestas que llevaran a solucionar el problema».

«En la actualidad la situación de los centros de Diálisis es insostenible. Muchos centros del interior de la Provincia y del Gran Buenos Aires debieron cerrar sus puertas por agotamiento de recursos. Esto continuará ocurriendo en la medida en que esta situación ser prolongue en el tiempo. En pocos meses la diálisis en la Argentina habrá desaparecido quedando los pacientes librados a su suerte y con la consecuente pérdida de la fuente laboral para el personal que trabaja en los centros, alrededor de 15.000 empleados», amplió en el escrito.

Y cerró: «nosotros, Centro de Diálisis Balcarce, no castigaremos a los pacientes con medidas de fuerza, pero es cierto que si las autoridades no recomponen esta situación, pronto no podremos dializar a ningún paciente. Hagan conciencia no depende solo de nosotros manifiéstense: familiares, prensa, Hospital, Intendencia».