Dos muertos y más de 4000 evacuados tras el temporal que azotó a Chaco y Formosa

En Corrientes se cayeron árboles, hubo calles anegadas y una peregrinación a la Basílica de Itatí tuvo que resguardarse de una tormenta eléctrica.

Un padre y su hijo murieron en Chaco y miles de personas fueron evacuadas en Formosa debido a fuerte las tormentas que causaron inundaciones, anegamiento de calles, caída de árboles yvoladura de techos, según informaron este domingo las autoridades locales y Defensa Civil.

«Dos personas murieron electrocutadas, un padre de 42 años y su hijo de 19, en la localidad chaqueña de Las Breñas cuando el agua entró en su vivienda, mientras que en toda la provincia hay 1800 evacuados», dijo Daniel Russo, subsecretario de Defensa Civil de la Nación, a Télam.

El funcionario precisó que una de las localidades más afectadas es Corzuela, donde cayeron más de 300 milímetros en las últimas horas, «una cantidad de agua que ninguna ciudad en el mundo podría soportar». Además, recordó que Chaco «tuvo tres inundaciones en los últimos meses, lo que vuelve la situación más difícil aún».

El gobernador chaqueño, Domingo Peppo, se reunió el sábado a la noche con el comité de crisis para coordinar la asistencia junto al Ejército, Gendarmería y Prefectura Naval, que «trabajan con vehículos especiales para llegar a las zonas inundadas con elementos de primera necesidad».

Mientras tanto, en Corrientes los 142 milímetros de agua que cayeron en las últimas horas provocaron anegamientos, caída de árboles y postes, según precisó el jefe de Operaciones de Defensa Civil provincial, Orlando Bertoni, quien afirmó que «por el momento no hay evacuados ni víctimas».

«La prestación de servicios, como el transporte de pasajeros y retiro de árboles caídos, se realiza con normalidad, mientras que se brindó asistencia con alimentos a barrios de la capital y se decidió resguardar de la tormenta eléctrica a una peregrinación a la Basílica de Itatí, que este domingo retomó su marcha», completó el funcionario.

Por su parte, la Municipalidad suspendió actividades al aire libre previstas por el «Mes de Corrientes», que incluían presentaciones artísticas y recitales. Asimismo, el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir), informó que en Misiones hubo lluvias y tormentas que afectaron principalmente a las localidades de Wanda y El Dorado, aunque no hubo evacuados. «Las lluvias afectaron a varias casas en los barrios bajos de la capital, cuyos habitantes son asistidos por las autoridades», detallaron en un comunicado.

En Formosa, en tanto, un total de 3337 personas se autoevacuaron por la crecida del río en Puerto Pilcomayo, Plaza Lautaro Maradona y los barrios El Porteño Norte y Sur, Guadalupe, Libertad, Isla Buey Muerto, Isla A. Pando, Bolsón Grande, Centro, Porteñito Ruta Nacional 3, y C.I.CPorteño, precisó Sinagir.

De esa forma, entre Chaco y Formosa, más de 4000 personas tuvieron que ser asistidas ante las inundaciones que provocó el temporal.

El Concejal de la ciudad de Clorinda y encargado de Emergencia de Puerto Pilcomayo, Isaac Villamayor, había dicho el jueves que «el río estaba estacionado en 7,38 metros, lo que representaba un pequeño alivio para los pobladores».