Dos años del incendio de Torres y Liva: familias en la calle y ningún condenado

Fue uno de los siniestros más importantes de la historia de la ciudad. El único imputado por el hecho fue absuelto.

El incendio en la sede de Torres y Liva ocurrió el 15 de diciembre, en la esquina de Rivadavia y 20 de Septiembre, afectó a casi 50 viviendas linderas y dejó más de 100 evacuados. Néstor Gustavo Arrativel, el único imputado por el incendio de la distribuidora, fue absuelto por la Justicia al ser declarado inimputable por una enfermedad mental.

Según la investigación, Arrativel utilizó un dispositivo casero para prender fuego un medidor de luz en el edificio de la distribuidora mayorista. El acusado fue detenido tres días después del hecho, el 18 de diciembre pasado, luego de que un testigo declarara que ya había intentado incendiar medidores en otros establecimientos del centro.

El incendio comenzó pasadas las 22 y las llamas se propagaron durante horas y horas. El material inflamable alimentó el fuego que no solo calzinó las instalaciones del lugar sino que destruyó más de 50 departamentos de la misma manzana. El olor a quemado se mantuvo en esa zona del centro de la ciudad durante semanas.

Luego de un año los vecinos de los edificios linderos pudieron cobrar el seguro y hace seis meses algunos de ellos pudieron volver a sus hogares.

Personal de Defensa Civil trabajó durante esa noche para el rescate y luego lo hicieron durante las tareas de demolición. Además, tuvieron que rescatar a una mujer que ingresó al edificio para buscar el acta de defunción de uno de sus hijos. Por otro lado, recuperaron a los damnificados como algunas pertenencias personales como fotos y pequeños recuerdos.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Sportivo inaugura las dos únicas canchas de padel al aire libre con iluminación led en la ciudad

Parte COVID: hay 11 pacientes en estudio y cuatro personas aisladas