Documental: Osvaldo Bayer “La livertá”

27/11/2014

El documental se proyecta hoy y mañana en Mar del Plata el marco del Festival Internacional del Cine.


osvaldo-bayer-911-540x450

El mandato de Osvaldo Bayer nos arropa como una cálida manta, en un mundo en el que aún reina el frío de las injusticias. Este historiador, periodista, escritor y poeta, que ha dedicado sus incansables 87 años a luchar por los de abajo, es un ejemplo de que “finalmente siempre triunfa la ética en la historia”. En Osvaldo Bayer “La livertá”,Gustavo Gzain convierte magníficamente la laberíntica cronología de un hombre que sufrió trece dictaduras y reiterados encarcelamientos, en un compendio completo y preciso. Se transforma en una guía esclarecedora para quienes compartimos sus anhelos, y en un modo único de acercarse a sus ideas para aquellas personas que no lo conocen.

De Buenos Aires, a Linz Am Rehim, el film recorre su historia, su primer deseo de estudiar filosofía, su breve paso por medicina porque “primero debía conocer el cuerpo humano”, su viaje a la Alemania de la posguerra en donde comprendió -pisando sus ciudades devastadas- que para conocer el alma debía saber la historia. Algunos años después, sus primeras luchas por los oprimidos de la Patagonia, su relación con Rodolfo Walsh, David Viñas, Paco Urondo, Haroldi Conti y aquellos años de persecución y exilio, de cartas con Juan Gelman, de pelea desde otras tierras, de planes de regreso con Soriano y Cortázar, de lucha por los Derechos Humanos vejados en los últimos años nefastos del país y también en los primeros: la masacre de los Pueblos Originarios. Como una constante, su vida está atravesada por el amor; el duradero amor hacia su esposa Marlies y sus hijos, que han sido, en definitiva, el combustible que lo ha llevado a través del tiempo y del mundo, portando la bandera de la ética y la dignidad.

“Fue justamente en los encarcelamientos que sufrí donde empecé a pensar firmemente en las injusticias y a escribir sobre los más perseguidos en la historia”, señala Bayer en este documental. La reivindicación de los Pueblos Originarios, que lleva a cabo desde hace más de diez años, es resultado, también, de ese pensamiento; y es su ferviente deseo desmonumentar la figura de Julio Argentino Roca, el primer sembrador de muerte de estas tierras. Junto al escultor Andrés Zerneri, trabajan actualmente en el proyecto del Monumento a la Mujer Originaria, que regalarán a la Ciudad de Buenos Aires con la condición de que reemplace su escultura más grande, que a noventa metros del Cabildo muestra victorioso y a caballo, a un genocida que hizo toda la campaña del “desierto” en carreta porque no podía montar.

Es la sensibilidad de este hombre lo que conmueve, y es su perseverancia lo que da fuerzas a muchas personas. En carta a sus hijos, Ernesto “El Che” Guevara les pide que “sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”. Osvaldo Bayer es un revolucionario, y más: es el ejemplo viviente que permite soñar en un mundo mejor, en el que la meta sea “lograr en este poco lapso de vida, tan breve, la paz eterna”.

Jueves 27, 18.30 – Paseo 4

Viernes 28, 13.00 – Paseo 4

Ultimas Noticias

Racing dejó sin invicto a Sportivo y alcanzó a Boca

El acto del 25 de Mayo se realizará en la Escuela Primaria N° 4

Se realizará una peña a total beneficio de la asociación cooperadora del Hospital Municipal

Continúa la muestra «Universos» en el Museo Histórico

En junio comienza el proyecto «Educación Física y Salud en los Barrios»