Dieron de alta a Morena, la nena que fue apuñalada 11 veces por un ladrón en Florencio Varela

El delincuente entró a la casa de la víctima y la atacó cuando ella reconoció que era un vecino de la zona. «Gracias por todo lo que hicieron por mí», expresó la chica.

La nena de 7 de años que fue apuñalada 11 veces por un delincuente que entró a robar a su casa en Florencio Varela fue dada de alta este jueves de la clínica en la que estuvo más de una semana internada.

«Gracias por todo lo que hicieron por mí», expresó Morena a la prensa, desde el frente del la Clínica del Niño de Quilmes. «Estoy muy contenta porque me puedo ir a casa», agregó, junto a su madre, quien tampoco pudo disimular su alegría.

Abrazada con su peluche preferido y vistiendo la camiseta de River Plate, Morena recibió el alta médica y volverá de esta manera a su casa. La remera del Millonario, con la firma de todos los jugadores, fue un regalo que le envió el capitán del equipo Leonardo Ponzio, que se solidarizó con su historia.

«Estoy agradecida de corazón a todos, a los que nos brindaron su aliento, palabras de apoyo», indicó la mamá de la nena, Flavia Zayas. Además detalló que las maestras de su hija le regalaron a Morena una tablet para reemplazar la que le robó su agresor y que los vecinos también le hicieron distintos presentes.

«Estamos feliz de la vida por este regalo que Dios nos dio: el de poder llevarnos a nuestra hija a casa en las mejores condiciones», dijo Flavia mirando a su hija y agregó: «Ella está perfecta. Se va sin ningún tipo de tratamiento. Solamente controles la semana que viene», explicó.

El ataque a Moreno ocurrió el domingo 13 de enero en una vivienda situada en la calle 1336 al 1000 de Florencio Varela, en la zona sur del Gran Buenos Aires, cuando se encontraba en su habitación.

De repente, un ladrón entró al dormitorio por una ventana y, cuando la nena lo reconoció como un vecino de la zona, el asaltante tomó un cuchillo y le dio once puntazos en el pecho y en los brazos. Su madre la encontró en su habitación, bañada en sangre.

La Policía bonaerense detuvo el mismo día al ayudante de albañil Iván Fernando Cáceres, quien vive a tres cuadras de donde ocurrió el ataque y quedó a disposición de la Justicia por el delito de «tentativa de homicidio». Fue entregado por su propia familia.

La mamá de la nena definió al agresor como «una basura» y que «sabía lo que estaba haciendo» cuando ingresó a su domicilio y apuñaló a su hija. La mujer relató que el ataque se produjo cuando estaban todos durmiendo y ella y su marido oyeron «un grito espantoso».