Detuvieron a dos policías por el asesinato de la concejal y activista brasileña Marielle Franco

El caso provocó una gran conmoción en el país vecino. Resta esclarecer quién fue el autor intelectual del crimen. Los ciudadanos volvieron a reclamar justicia durante el carnaval.

Dos policías fueron detenidos este martes en Río de Janeiro acusados de ser los autores del crimen de la concejal y activista de derechos humanos Marielle Franco. La dirigente fue asesinada a tiros hace casi un año tras salir de un evento político, junto con el chofer del auto que la transportaba, Anderson Gomes.

Según el sitio G1, los policías detenidos son el sargento de la Policía Militar (PM) Roni Lessa, de 48 años, acusado de ser el autor de los disparos, y de Elcio Vieira de Queiroz, de 46, que había sido expulsado de la PM, sospechoso de ser el conductor del vehículo desde el cual Franco y Anderson fueron acribillados a balazos el 14 de marzo de 2018 en pleno centro de Río.

Franco recibió cinco tiros en la cabeza. En los días que siguieron al crimen, se supo que las balas usadas para el asesinato pertenecían a un lote comprado por la Policía Federal de Brasil.

Según los fiscales del Grupo de Acción Especial de Combate al Crimen Organizado, el asesinato fue meticulosamente planificado durante tres meses. La investigación todavía intenta aclarar, sin embargo, quién ordenó el asesinato de Marielle y por qué.

Marielle Franco, una mujer negra, lesbiana y procedente de una favela, luchaba por los derechos de las minorías y denunciaba los abusos policiales contra las comunidades pobres. Era concejal del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda).

La violencia se acentuó en Rio desde el fin de los Juegos Olímpicos de 2016, con guerras entre bandas de narcotraficantes o de las bandas contra milicias parapoliciales o las fuerzas de seguridad.