El sospechoso, de 80 años, fue capturado en las últimas horas en la ciudad, después de más de años de investigación. Las dos victimas tenìan 15 años cuando comenzaron los abusos sexuales.

Un anciano fue detenido en horas de la tarde de este miércoles tras estar acusado de violar a las dos hijas de su pareja, que tienen un retraso madurativo, cuando eran menores de edad.

Fuentes judiciales le confirmaron a 0223 que la detención del hombre de 80 años se materializó en las últimas horas en su propio domicilio, que está ubicado sobre el barrio Pinos de Anchorena.

La captura del sospechoso se concreta después de años de investigación: en principio, la denuncia por el aberrante hecho se había radicado en 2016 pero el avance de la causa se vio dificultado por el perfil de las víctimas.

Las mujeres, que ahora tienen alrededor de 20 años y tenían 15 cuando sufrieron los ataques sexuales, se animaron a revelar la situación ante las autoridades de la escuela especializada a la que asistían, según aseguraron las fuentes consultadas.

Desde entonces, el fiscal Juan Pablo Lódola, que estuvo a cargo de la pesquisa, dispuso la realización de testimoniales «especiales» a través de psicólogos para obtener mayores precisiones y elementos sobre las circunstancias en las que se producían los abusos.

Las fuentes explicaron que las jóvenes evitaban hablar de la aberrante situación por los insistentes pedidos que les hacía el presunto abusador para que los ataques no conocieran la luz. «No eran amenazas pero, aprovechándose de su retraso, les decía que si lo contaban después iban a alejarse y no las podría ver más», se detalló.

El hombre ya permanece alojado en la Unidad Penal Nº44 de Batán, a la espera de ser indagado este jueves por el funcionario judicial, en el marco de la causa en la que se lo imputa por el delito de «abuso sexual con acceso carnal, agravado por la relación de convivencia» que había con la madre de las menores.

COMENTÁ