Desde el proyecto de huertas comunitarias siguen llevando adelante distintas capacitaciones

La iniciativa busca generar la autoproducción de alimentos que sirva para paliar la crisis económica que se configuró a partir de la pandemia por el COVID-19.


Avanza el esquema del nuevo proyecto de huertas comunitarias, que involucra a la Secretaría de Desarrollo Social, la Agencia de Extensión Rural del INTA Balcarce y Espacios Públicos de la comuna.

Capacitación
El proyecto se transforma en un espacio de capacitación y formación para jóvenes y familias para la autoproducción de verduras, abordándose diferentes temáticas como el compostaje y la incorporación al programa de alimentación saludable.

Se realizó un relevamiento para identificar a las familias vulnerables que no tienen acceso a internet como para pactar con ellos encuentros presenciales. Y así fue como ha sucedido en el Centro Integrador Comunitario (CIC) I. Con el resto de la comunidad los encuentros son virtuales.

En la jornada de ayer se efectuaron dos capacitaciones en el edificio señalado. La primera estuvo referida a lombricultura, a través de la colaboración del productor José Hernández, y la restante estuvo vinculada con el armado de compostera.