Desde Aguas de Balcarce se insiste en el uso correcto y preservación de la red cloacal

Desde la empresa prestadora del servicio explicaron que su uso responsable significa una mayor vida útil de las instalaciones.

La empresa Aguas de Balcarce insta a toda la comunidad a utilizar de manera correcta y preservar el servicio de cloacas para prolongar y garantizar la vida útil de las instalaciones.

En este sentido, desde la prestadora explicaron que sólo deben arrojarse al sistema de desagüe cloacal domiciliario los líquidos provenientes de artefactos sanitarios o excretas, el agua del lavado de prendas e higiene personal, el agua producto del lavado de alimentos, de la preparación de comidas y el agua del enjuague de vajilla.

Paralelamente, no deben desecharse en el sistema de desagües elementos sólidos que perturben el funcionamiento de las instalaciones, dado que las conexiones están diseñadas y construidas para permitir solamente el paso de líquidos o disposiciones excretas. Los productos de origen industrial generan ácido y dañan gravemente las cañerías.

Más elementos que no pueden arrojarse:

No arrojar trapos, medias de mujer, pañales, algodones, bolsas, preservativos, portadesodorantes de inodoros; envases plásticos en general o de cartón; productos solidificados como aceites lubricantes y pinturas; materiales no biodegradables a corto plazo como maderas y cartones; colillas de cigarrillos; medicamentos vencidos.

Son muy comunes las obstrucciones producidas en las paredes de las cañerías cloacales, al solidificarse comestibles, grasas y aceites que son vertidos normalmente con la limpieza de la vajilla. Y también en forma conjunta con la descarga de elementos no permitidos como yerba, fósforos, té o café. Las colectoras cercanas a las grandes casas de comidas y restaurantes que no respetan estas recomendaciones, la sufren a diario.