¿Descansa en paz? Hoy se cumplen 20 años sin Juan Manuel Fangio

Mientras se espera por la exhumación de su cadáver, hoy se cumplen dos décadas sin el múltiple campeón de Formula 1, uno de los exponentes más emblemáticos del deporte argentino.

fangio1

Se fue hace 20 años, pero la inmortalidad se la había asegurado muchos años antes. El 17 de julio de 1995, Juan Manuel Fangio dejó este mundo y una extraordinaria campaña deportiva, sin mancha alguna que desdijera una línea de conducta intachable, como quedó plasmado en el programa tele­visivo “El Gen Argentino”, dirigido por Mario Pergolini, al ser elegido en 2007 como el mejor deportista de todos los tiempos por votación de los oyentes de todo el país, logrando el 60,3 por ciento de los sufragios contra el 30,7 de Diego Maradona.

Nacido en nuestra ciudad el 24 de junio de 1911, ya a los 9 años aprendió a manejar, poniendo en marcha un viejo Panhard Levassor en el taller donde concurría a limpiar. Luego aprendió los secretos de la mecánica en varios talleres del pueblo, iniciándose como acompañante en una prueba zonal cuando tenía 16 años. Fue campeón de TC con Chevrolet en 1940 y 1941, venciendo en siete carreras sobre 18 disputadas. Además, triunfó en 19 etapas sobre 75 en que intervino. En Mecánica Nacional compitió entre 1947 y 1949, clasificándose primero en ocho de las 20 corridas con un Ford T con motor Chevrolet y en un Volpi-Chevrolet.

Fangio debutó con Maserati en Palermo, en 1948, y al año siguiente junto a Benedicto Campos integrando el equipo argentino del ACA ganó en Mar del Plata, San Remo, Pau, Perpignan, Marsella, Albi y Monza, sorprendiendo al automovilismo europeo. Por ello no extrañó que al año siguiente integrara el equipo oficial Alfa Romeo resultando subcampeón y luego campeón mundial en 1951. En 1953, con Maserati, resultó subcampeón, en 1954 y 1955 campeón con Mercedes Benz; con Ferrari en 1956 y con Maserati su quinto campeonato en 1957. Fangio ganó prácticamente una carrera de por medio en el Campeonato Mundial (24 sobre 51 disputadas), lo que le acuerda un porcentaje único de efectividad en triunfos (47,06), pole- position (54,99) y récords de vuelta (45,09) algo muy difícil de igualar.

En total Fangio compitió en 200 carreras oficiales, imponiéndose en 79 (131 de monopostos, 36 de sport, 18 de TC y 15 de Mecánica Nacional), debiendo sumarse, además, otras seis competencias no oficiales y tres como acompañante. Como curiosidad, Fangio nunca tuvo licencia para conducir en la calle.

Un estilo único

“Un buen piloto es aquel que gana una carrera corriendo lo más despacio posible” solía decir afirmando que además de apretar el acelerador, había que cuidar el motor, las cubiertas y evitar salirse del circuito. Hizo un arte de la conducción de un auto de carrera. Y cuando tuvo que arriesgar, corrió casi al límite como sucedió en Nürburgring 1957, en un circuito de 22 kilómetros y 176 curvas, donde luego de perder 45 segundos en boxes inició una arremetida espectacular sobre el equipo Ferrari, superando a Mike Hawrthorn y Peter Collins en el último giro. Tenía ya 47 años, batió el récord de vuelta 10 veces y, de paso, conquistó así su quinto campeonato.

Fangio solo tuvo dos accidentes: en Caracas 1948, donde murió su acompañante Daniel Urrutia, y en Monza 1952, al volcar luego de haber viajado toda la noche en auto desde París para cumplir con un compromiso con Maserati, en ambos casos cansado por falta de sueño. Pero además tuvo suerte, ya que en los 10 años que estuvo en Europa se mataron 32 pilotos.

Tras su retiro cumplió funciones de asesor en las temporadas internacionales y en las 84 Horas de Nürburgring 1969, con el equipo Torino, siendo homenajeado en todas partes del mundo.

A los 84 años falleció en Buenos Aires y se le rindieron honores en el velatorio en Casa Rosada, en el ACA y en el Museo Fangio, que él mismo había creado. Hubo un último gesto que se conoció cuando sus restos eran llevados al cementerio de Balcarce. La caravana fúnebre se detuvo frente al Patronato de la Infancia donde los niños arrojaron flores y una maestra leyó una nota de despedida. La razón era que Fangio donaba su jubi­lación a ese instituto de su pueblo que tanto lo ayudó en sus comienzos.

+ La película de Fangio

+ Confirmaron la exhumación, que será el 7 de agosto

Deja un comentario