Se activó un operativo de rescate con aeronaves y buques de la Marina. El avión desapareció a las 18.


La aeronave militar chilena con 38 personas había salido desde la ciudad de Punta Arenas con destino final la Antártida. La Fuerza Aérea de Chile (FACH) informó que desapareció el lunes cerca de las 18. Según indicaron, la aeronave cumplía tareas de apoyo logístico y trasladaba personal para cumplir con la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible y de aplicación de tratamientos anticorrosivos en la base chilena. De las personas a bordo, 17 son tripulantes y 21 pasajeros.

El informe se publicó después de la una de la madrugada. Llevaba más de siete horas de haber perdido el control radial. Pasadas las 00.40 el avión técnicamente habría perdido la carga de combustible para seguir volando. La FACH dijo que declaró “estado de alerta por la pérdida de las comunicaciones”.

El presidente Sebastián Piñera dijo que está “consternado” por la situación. Además, anunció que viaja a Punta Arenas junto al ministro del Interior, Gonzalo Blumel y al titular de defensa, Alberto Espina, las tareas de búsqueda y rescate.

El presidente de Chile se expresó en Twitter
El presidente de Chile se expresó en Twitter

En Twitter escribió: “Vamos con ministro @Gblumel consternados con desaparición de avión Hércules de la FACH que viajaba con 38 pasajeros rumbo a la Antártida desde Punta Arenas. Desde ahí, junto a ministro de Defensa (Alberto Espina), monitorearemos búsqueda y despliegue de equipos de rescate”.

La aeronave desapareció a la mitad del trayecto. El general Eduardo Mosqueira, de la Cuarta Brigada Aérea, dijo en declaraciones a medios locales que “no se activaron los sistemas satelitales de emergencia ni se detectó nada en los radares“.

Comunicado de la Fuerza Área de Chile
Comunicado de la Fuerza Área de Chile

A su vez, desde la Fuerza Aérea informaron que se continúa con las labores de búsqueda en el sector donde se perdió la comunicación con la aeronave para “rescatar a posibles sobrevivientes”. Según las autoridades, el piloto tiene amplia experiencia y la aeronave se encontraba en buenas condiciones técnicas.

El pasaje de Drake, por donde el avión debía haber reportado su paso, conecta los océanos de Atlántico y Pacífico en el punto más al sur de Sudamérica y la Península Antártica. Es un lugar donde están las peores condiciones climáticas del mundo. Pero las autoridades chilenas informaron de que las condiciones climáticas eran buenas cuando el vuelo partió.