Declaró la oficial acusada de falsificar licencias médicas: «me atendía con Dojas y los certificados los hacía su secretaria»

MinutoBalcarce logró acceder a la declaración de la imputada que en diciembre fue separada de la Policía Comunal por Asuntos Internos. Reconoció que las secretarias del profesional tenían el visto bueno para realizar recetas y certificados. Negó haber «robado» un sello del Director del Hospital cuando trabajó en su consultorio privado y denunció «amenazas» de un superior.


Seis efectivos de la Estación de Policía Comunal fueron separados preventivamente de sus cargos en diciembre de 2019 a partir de una investigación que inició Asuntos Internos por el presunto delito de falsificación de documento público. 

Las averiguaciones efectuadas por las autoridades competentes permitieron determinar la presentación de certificados médicos apócrifos en el año 2017.

En las últimas horas, MinutoBalcarce tuvo acceso a la declaración de una oficial de la fuerza quien fuera la principal apuntada por los investigadores por haber sido secretaria del profesional que habría firmado esos certificados, el Doctor Antonio Dojas. 

La declaración
En su testimonio, la oficial negó haber «robado» un sello del Director del Hospital mientras trabajó bajos sus órdenes en su consultorio privado y detalló: «con los certificados siempre nos manejamos así, yo me atendía con el médico y luego le pedía el certificado correspondiente a la secretaria, sea para una receta o lo que sea». 

Además, contó que conocía la forma de proceder por las secretarias del Doctor debido a que trabajó durante dos años en ese consultorio: «teníamos (junto al resto de las secretarias) autorización por parte del doctor para confeccionar el certificado y firmarlo. Me derivaban para que lo haga yo, tanto recetas como certificados de los pacientes que ellos atendían», reflejó. Y agregó: «tengo conocimiento que de la misma forma se siguen manejando en la actualidad con las secretarias del lugar»

Entre «amenazas» y «advertencias»
En otro fragmento de su declaración, la oficial, que cuenta con la defensa del Doctor Maximiliano Orsini, se refiere a la relación mantenida con la denunciante, la Oficial Adriana Mortola: «nunca hubo buena relación con la señora. Me entero que tenía una denuncia en mi contra cuando dice delante de todos mis compañeros que yo había robado un recetario y que hacía certificados médicos truchos», recordó. 

Consultada sobre si luego de iniciado el sumario tuvo alguna comunicación con la denunciante, fue contundente: «me manda audios advirtiéndome de que haga las cosas bien, porque tenía que presentar una documentación y me decía que aunque esté desafectada las tenía que presentar igual porque podía tener problemas con Asuntos Internos. Yo lo tomo como una amenaza. Ella es la que me comunica que quedo desafectada». 

Las pruebas
Por último, la defensa solicitó incorporar como prueba de descargo en una foja, la copia de un certificado realizado el 25 de noviembre de 2017. Además de reconocerlo como auténtico, añadió: «ese día estaba descompuesta y no fui a trabajar. Dojas me atendió y su secretaria me hizo el certificado».