Declaran los detenidos por el secuestro y crimen de Xiomara Naomi

Los investigadores no descartan que la víctima, además, haya sido abusada sexualmente.

Según los datos preliminares de la autopsia, Xiomara murió por asfixia. Investigan si fue víctima de abuso sexual.

Este jueves Bruno Cortez y Luis Fernández, los dos detenidos por el crimen de Xiomara Naomí Méndez Morales, serán indagados por la fiscal del caso en Comodoro Py. Deberán responder por los delitos de secuestro extorsivo seguido de muerte agravado por el cobro del rescate y la edad de la víctima y, en caso de ser condenados, podrían recibir una pena de prisión perpetua.

La situación de los acusados, que tienen antecedentes por robo y causas vinculadas con las drogas, podría complicarse si el resultado de la autopsia determina que la adolescente fue víctima de abuso sexual antes de ser asesinada, una hipótesis que no descartan todavía los investigadores.

Los secuestradores fueron detenidos ayer después de una persecución policial que terminó cuando Cortez y Fernández chocaron contra un remise que estaba estacionado frente a una agencia en Ituzaingó. El cuerpo de Xiomara, maniatada, amordazada y con un cinturón en el cuello, estaba en el asiento de atrás del Duna rojo que conducían.

La fiscal Alejandra Mangano tiene en su poder los registros de los llamados extorsivos que le hicieron los delincuentes a la mamá de la víctima, en los que exigían 30 mil pesos y 30 kilos de cocaína a cambio de su liberación. Finalmente, se conformaron solo con el dinero pero retuvieron a la adolescente.