De Trump a Xi Jinping: las bilaterales de Mauricio Macri antes, durante y después del G20

El Presidente buscará avanzar en las negociaciones de libre comercio con otras naciones y atraer inversiones a la Argentina. La reunión con el mandatario norteamericano aún no tiene fecha ni lugar.

Como anfitrión del G20, Mauricio Macri recibirá a líderes del mundo.

En paralelo al desarrollo de la cumbre del G20 que se iniciará el 30 de noviembre, Mauricio Macri tendrá una cargada agenda de reuniones bilaterales con jefes de Estado de las principales potencias.

Según confirmaron fuentes de la Casa Rosada y Cancillería, Macri se reunirá con al menos 10 presidentes, en un raid que se desarrollará entre el viernes y el domingo.

El objetivo central de estos encuentros será afianzar el vínculo bilateral entre las naciones, dar forma a algunos de los planes de inversión para la Argentina, firmar convenios de cooperación y evitar que el país deje de estar en radar del mundo una vez que abandone la presidencia del G20.

Bilaterales

El jueves 29, Mauricio Macri se reunirá en Olivos con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, un país central por su poder económico. Singapur no forma parte del G20, pero estará en la cumbre de líderes al presidir la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

No será un encuentro más: el mejor amigo del Presidente, Nicolás “Nicky” Caputo, había sido nombrado cónsul honorario de ese país en la Argentina, aunque cuando Cambiemos intentó ratificar esa designación en Diputados, la oposición lo dejó sin quórum.

Se trató de una designación polémica que rápidamente generó rispideces en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados. El kirchnerismo denunció que el “hermano del alma” del mandatario -como así lo definió el propio Macri- iba a gozar de inmunidades y privilegios diplomáticos. Su llegada formal al cargo aún espera confirmación, aunque Caputo suele moverse con un prendedor de la bandera de Singapur en la solapa del saco.

Ese mismo día, antes del inicio de la cumbre, Macri se verá con el mandatario francés Emmanuel Macron, con quien compartirá un almuerzo del que también serán parte la primera dama Juliana Awada y su par francesa, Brigitte Macron. El sitio elegido se mantiene en estricta reserva.

Lo cierto es que más allá del agasajo, Macri espera lograr algún avance en el posible acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.

Por la tarde del jueves, el mandatario argentino se reunirá con el presidente de Ministros de la República de Italia, Giuseppe Conte. Ambos comparten su preocupación por Acuerdo Climático, que los Estados Unidos pone en riesgo.

Se espera que durante el encuentro el mandatario italiano ponga el foco en la evolución de las inversiones en la Argentina, el apoyo del FMI y el respaldo del país europeo para ingresar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El encuentro se desarrollará en el Museo de la Casa Rosada.

Al día siguiente, el viernes 30, Macri mantendrá un desayuno con Angela Merkel en la residencia de Olivos, justo antes del plenario de presidentes. En dicha reunión, ambos tratarán de establecer una posición concreta sobre el libre comercio y la defensa del acuerdo de cambio climático. Desde Cancillería aseguraron que también se abordarán temas vinculados a las inversiones de ese país en materia de energías renovables.

Durante esa jornada, Macri también se verá con la primera ministra británica, Theresa May. El Canciller Jorge Faurie destacó la importancia del encuentro en medio del avance de las negociaciones para sumar un nuevo vuelo a las Islas Malvinas: “Ambos gobiernos tenemos que coincidir”. Si bien aún restan detalles para confirmar la noticia, una de las rutas posibles sería un vuelo que conecte el archipiélago con San Pablo, con una escala mensual en Córdoba.

Sobre el final del día, el jefe de Estado argentino concretará un encuentro con premier de Japón, Shinzo Abe. De tinte conservador, fue el mandatario japonés más joven en llegar a la presidencia tras la Segunda Guerra Mundial. El país asiático sucederá a la Argentina en la presidencia del G20.

Abe apoya las reformas que impulsó Macri porque acercan al país al mundo. Está confirmado que ambos presidentes firmen el Tratado Bilateral de Inversión (TBI) y conversen sobre la posibilidad de un acuerdo entre Japón y el Mercosur.

Aún resta confirmar el sitio y la hora en la que Macri se verá con Donald Trump. “Algo va a haber, pero no se sabe la fecha ni el lugar”, afirmaban desde el edificio de Esmeralda 1212, la sede administrativa de la Cancillería. El jueves 22, Jorge Faurie, confirmó que Macri se reunirá con el presidente de Estados Unidos.

Una de las posibilidades es que ambos mantengan un desayuno a primera hora del día, que incluso sería anterior al encuentro con Merkel, pero nada de eso está confirmado. Uno de los mayores inconvenientes es la cargada agenda de Trump, que incluirá dos encuentros de alto voltaje: Xi Jinping y Vladimir Putin.

Durante la cumbre también habrá tiempo para un encuentro con uno de los principales mandatarios de la escena global: el presidente ruso, Vladimir Putin. El encuentro será el sábado por la noche, en la Casa Rosada. Allí se tocarán temas vinculados a las inversiones rusas en la Argentina, como los US$ 200 millones que ese país promete colocar en los ferrocarriles nacionales y la posibilidad de participar de los PPP con financiamiento “blando” de los bancos rusos. La agenda económica entre ambas naciones incluye inversiones en energía, exportaciones de pescado y carnes argentinas.

El domingo 2 de diciembre continuará la agenda bilateral con el presidente chino, Xi Jinping, en la que será una reunión de estricto carácter comercial. Allí se buscará una mayor inserción de los productos argentinos al mercado asiático y se hablará de posibles inversiones en materia de energía, como las que el Gobierno quiere recibir en Vaca Muerta. No se descarta que se hable sobre los proyectos de represas en el país.

Otra de las reuniones confirmadas pero aun sin horario fijo es al que Macri mantendrá con el coreano Moon Jai-in. Al igual que con Japón, el Presidente argentino podrá retomar las gestiones iniciadas por Faurie para lograr un acuerdo de libre comercio entre la Argentina y Corea del Sur. Cancillería espera una invitación formal para que Macri visite Seúl.