“Dale que estoy remanija”, los pedidos de droga a “El Abuelo”

Artur, el hombre de 52 años detenido por vender drogas sintéticas recibía llamados a diario de hombres y mujeres que le pedían «cristales», «un G» o «Mickey».


(MAR DEL PLATA – LACAPITAL) El teléfono del dealer de drogas sintéticas detenido el viernes fue uno de los elementos probatorios más importantes en la investigación. En las escuchas aparecen clientes, regulares y nuevos, que le pedían “cristales”, “un G” o “Mickey”.

-Hola.
-Hola ¿cómo andás viejito? Acá Dieguito. Ando con un quilombillo y me tengo que ir a una fiestoca y ando complicado con el tema de las ruedi. Vos me podrás hacer el favor, sé que es medio tarde.
-¿Cómo a qué hora?
-Cuanto antes. Si me decís ya, arranco ahora.
-¿Necesitás muchas?
-Unas tres.
-Esas las tengo encima, listo.
-¿Cuánto es?
-450 las que tengo encima.
-Gracias, viejito. Voy a estar en una FZ negra. ¿Vos?
-En un C3 blanco.
-Listo, así nos saludamos que te voy a llamar bastante seguido.

Esa es una de las tantas escuchas que se efectuaron en las últimas semanas y que permitieron a la Justicia de Garantías ordenar seis allanamientos y dos detenciones. El procedimiento permitió atrapar a “El Abuelo”, un hombre dedicado a la venta de planes de salud, aunque su principal ingreso era la transacción de sustancias prohibidas.

-Hola.
-Hola, Artur ¿cómo va? Soy Lucas, de parte de Dieguito. ¿Por dónde andás ahora?
-Por Colón y Brown.
-¿Puedo ir para ahí?
-Tengo rueda nomás, cristales no me quedan nada.
-Uhh ¿no? Bueno ahora te aviso en un toque.
-Dale, dale.

PASTILLA ABUELO 02

“El Abuelo” o Artur tenía clientes regulares y, por lo que se desprende de las escuchas, siempre necesitaba alguna referencia de cada nueva persona que lo llamaba.

-Hola
-Hola, pá. Me dio tu número Martín. Che te puedo encontrar por ahí? Yo estoy por el centro.
-¿Qué necesitás?
– Uno ¿me hacés?.
-¿Un G?
-Uno de los Mickey. ¿Para dónde voy?
-Por Dorrego y Colón.
-¿Tenés los Mickey?
-Frutilla tengo.
-Dale voy para ahí.

Varias de las llamadas analizadas se dieron en año nuevo y, por las fiestas, el dealer parece no haber contado con la suficiente cantidad de “crystal ice” para satisfacer a toda la demanda.

-Hola
-Hola, Artur. ¿Todo bien? Escuchame, nos podemos ver.
-Estoy hasta las pelotas, no tengo tiempo.
-Me lo imaginaba.
-¿Querías cristales? No tengo nada de eso.
-Sí, boludo. Era eso. ¿Y medio G?
-Nada, no me quedó nada. ¿Dónde estás? Tengo un gramo acá que me quedó y se lo cagamos a otro.
-¡Sí, sí! Traemelo
-Dale, voy para allá, para Colón y Arenales.

En poder del principal investigado, que se movilizaba en un Ford Fiesta, se secuestraron 159 pastillas de éxtasis, 40 gramos de crystal ice, marihuana (picadura y cogollos) y 80 micro dosis de LSD.

-Hola

-Hola ¿me llamaste boludo? Che, no llego que me estoy yendo a Zwan que tengo gratis. ¿Vos?

-Yo tengo descuento hasta las 2.

-Bueno, nos hablamos para ver qué onda.

-Dale, yo cualquier cosa voy a estar en la puerta.

-Bueno si puedo salir del boliche paso a buscarla.

-Dale.

-Es que estoy remanija. Avisame ni bien estaciones.