Cuatro delincuentes fusilaron a un kiosquero en San Cristóbal

El comerciante de 45 años perdió la vida al instante. Tras cometer el crimen, los ladrones escaparon en un Fiat plateado.

Cuatro hombres mataron de un balazo esta madrugada a un kiosquero de 45 años en el barrio porteño de San Cristóbal. Luego de cometer el asesinato, se escaparon a bordo de un Fiat plateado.

Según las primeras versiones de dos testigos, los sujetos irrumpieron por la fuerza en el negocio y luego «se escucharon varias detonaciones». Sin embargo, los investigadores descubrieron que el comerciante, en realidad, dejó ingresar a los asesinos al kiosco al quitar el enrejado que tiene en el frente.

Ya en el interior del comercio, el kiosquero les habría mostrado un arma de aire comprimido a los asesinos y se habría desatado una pelea. El enfrentamiento terminó con el trabajador muerto con un disparo en el cuello.

La revelación provoca un giro en la investigación y, de esta forma, pierde fuerza la hipótesis del intento de robo. Ahora, los investigadores deberán develar dos incógnitas: ¿por qué dejó pasar a los asesinos? y ¿cuál fue el móvil del asesinato?

La policía precintó la vereda y cerró las persianas del comercio para que los especialistas de criminalística realicen las primeras pericias: levantar huellas, analizar el cuerpo de la víctima y encontrar las primeras respuestas ante el brutal crimen.

Por otra parte, los efectivos analizan las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los asesinos e intentan determinar la ruta de escape de un auto plateado marca Fiat, en el que huyeron. En el caso, interviene el fiscal Marcelo Munilla Lacasa.