Las administraciones de la Nación, la Provincia y la Ciudad acordaron “endurecer” los controles sobre el transporte público interjurisdiccional y limitarlo solo al personal esencial.


A días de una nueva etapa de cuarentena, los gobiernos de Ciudad y Provincia acordaron reforzar los controles de circulación entre ambos distritos, así como también limitarlo solo al personal esencial. Además, informaron que habrá que volver a tramitar el permiso para transitar.

Así las cosas, el Gobierno avanza en un reempadronamiento de los 9,2 millones de certificados únicos que fueron aprobados en todo el país. Solo en el AMBA son 4,9 millones: 4 millones en la provincia de Bueno Aires y 900 mil en la Ciudad.

En la nueva etapa, los habilitados para circular deberán hacerlo con un código QR que será controlado por las fuerzas de seguridad y de tránsito.

“El problema no es el transporte, es hacia dónde se va y adónde se regresa. Los controles que se aumenten serán sobre los permisos de excepción“, explicaron en el ministerio de Transporte.

Nuevo permiso y más controles

Las nuevas medidas fueron definidas tras una reunión en la Casa Rosada, en la que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli; el ministro de Salud, Ginés González García; y sus pares de Seguridad y Transporte, Sabina Frederic y Mario Meoni, respectivamente.

Durante la reunión, las autoridades acordaron reforzar los operativos de control, tanto físicos como tecnológicos, para el transporte público y privado, con especial rigurosidad en la circulación entre Ciudad y Provincia, zonas que detectan el mayor porcentaje de casos de coronavirus.

Además, confirmaron que no habrá nuevas flexibilizaciones en esta etapa de la cuarentena en lo que refiere al AMBA.

El encuentro también contó con la presencia del jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires; Carlos Bianco, junto con el ministro de salud, Daniel Gollán; de Seguridad, Sergio Berni y el subsecretario de Transporte, Alejo Supply.