Crecen los reclamos por la “escasa” asistencia del Gobierno a las familias aisladas

Vecinos manifestaron que Desarrollo Social solo entrega mercadería una vez a la semana: “cuando llega en buen estado, no alcanza para más de dos días”, alertaron.

A más de 6 meses de confirmarse el primer caso de coronavirus en la ciudad y con más de 350 casos activos en el distrito, son alrededor de 1000 los vecinos que cumplen con el aislamiento preventivo en sus hogares.

Por la imposibilidad de continuar con sus actividades laborales, es el Gobierno Municipal a través de la Subsecretaría de Desarrollo Social quien brinda asistencia de todo tipo. Sin embargo, en el último tiempo crecieron las quejas de familias enteras que relatan la “escasa” asistencia brindada por el Estado y reclaman por la falta de respuestas en la sede de la dependencia ubicada sobre Avenida del Valle y calle 12.

“Una sola vez me llamaron desde Desarrollo Social para decirme que me iban a traer pañales y leche para mis hijos y no pasaron. Nunca antes tuve la necesidad de pedir, porque por suerte siempre tuvimos trabajo, pero ante esta situación extrema no encontramos otra alternativa”, relató Yésica, en un contacto con MinutoBalcarce.

Milagros es otra de las tantas vecinas que cumple con el aislamiento en su domicilio por ser contacto estrecho de un paciente con Covid. Consultada por este medio indicó que “lo único que me trajo Desarrollo Social fueron dos paquetes de fideos de sémola de mala calidad que mis hijos no pudieron comer, dos zapallos, un aceite y una polenta repleta de gusanos que tuvimos que tirar”.

A su vez, detalló que recibió mercadería el último domingo y hasta la fecha ningún colaborador o voluntario de Desarrollo Social se volvió a contactar con ella : “la respuesta que recibí cuando me pude comunicar era que si quería más mercadería tenía que esperar, porque la entregan una sola vez a la semana”, explicó. Y agregó: “les pedí gasas y alcohol porque se lastimó mi hijo y nunca pasaron, tuvo que venir un enfermero conocido del barrio a darme una solución”.

Mayra, una vecina que atraviesa su décimo día de aislamiento, denunció que “desde el día que se comunicaron con mi familia para decirnos que teníamos que estar encerrados, no vino nadie a preguntar cómo estábamos”. “Si vienen a mi casa se van a dar cuenta que no es un hogar en condiciones para cumplir el aislamiento”, finalizó.

¿Y los colaboradores de VEte?
Hasta fines de julio fueron los colaboradores del Proyecto de Vigilancia Epidemiológica Territorial (VEte) quienes acompañaban a los vecinos que eran aislados por el Comité de Enfermedades Respiratorias. Asistencia psicológica o alimentaria e intervenciones por violencia doméstica, fueron algunas de las tareas que cumplían los profesionales.

Pese a los buenos resultados iniciales, desde el Gobierno decidieron “correr” a los profesionales quienes desde ese entonces solo realizan intervenciones vinculadas al monitoreo y la circulación de vehículos.

«Los cambios generaron una sensación rara en el equipo de seguimiento porque se sintieron desaprovechados y desvalorizados. Son personas que brindaron todo su tiempo y recursos tecnológicos con el único propósito de colaborar», remarcaron desde VEte tiempo atrás.

 

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Se presentó el Fondo Turístico y Cultural

Estafas virtuales: el Comisario Contrera se reunió con el Gerente del Banco Nación