Crece la incertidumbre por la situación que atraviesa el Supermercado CLC

Los propietarios del edificio de Avenida Gonzales Chaves sostienen que en lo que va de 2019 no cobraron un solo peso por el alquiler del lugar. «No están dadas las condiciones para que continúe funcionando», contaron.
Con esa pancarta amaneció la sede de Avenida Gonzales Chaves entre calles 13 y 15.

Hace algunas semanas los sorpresivos despidos de varios trabajadores habían puesto en alerta a los empleados de los Supermercados CLC de la ciudad.

La incertidumbre creció nuevamente en las últimas horas luego de que los propietarios del inmueble de Avenida Gonzales Chaves entre calles 13 y 15 denunciaran que en lo que va de 2019 no recibieron un solo peso por el alquiler del lugar.

«Desde el año pasado que la empresa no paga el alquiler. Se niegan a hacer cualquier tipo de negociación y no responden a nuestros llamados desde enero ni tampoco las cartas documento que hemos presentado», explicaron en diálogo con Radio Sube (101.5).

Y añadieron: «En un primer momento habían pensado en unificar ambas sucursales, pero al final no se pudo. Y como una cadena de supermercados se había interesado en alquilar el local, desde ese momento se negaron a devolver el inmueble y presionan para que les compren el fondo de comercio, que es totalmente obsoleto y con dudosa habilitación».

Asimismo, contaron que el lugar no se encuentra trabajando con los cuidados mínimos de higiene. «Hicimos una denuncia en Inspección general porque el local no tiene agua corriente ni las condiciones mínimas para manipular alimentos frescos«, sostuvieron.

A lo que agregaron: «Tiene una vidriera rota que es un peligro para toda la gente que se sienta mientras espera que abra el Banco Provincia, hay desprendimiento de mampostería en el interior y filtraciones de agua. El lugar debería ser clausurado. De nuestra parte pensamos agotar todos los recursos y acudiremos a la Defensoría del Pueblo, a la Justicia y Inspección General Bonaerense».