La madre y el pequeño caminaban por la playa cuando fueron atacados por dos hombres. Al nene lo tiraron de un acantilado y ella se hizo la muerta para salvar su vida.


n aberrante hecho tuvo lugar en Santa Cruz y conmociona al país. Una mujer de 44 años caminaba por la playa junto a su hijo de 4 cuando fueron atacados por dos hombres que la golpearon, la violaron y arrojaron al nene por un acantilado de la zona de Cueva de los Leones.

Ambos, oriundos de Salta, habían llegado a la localidad santacruceña de Puerto Deseado para visitar al hijo mayor de la familia, de 24 años, que sería parte del Regimiento de Caballería de Tanques 9 del Ejército Argentino.

Según pudo contar a la policía, la víctima, cuyo nombre no se difundió, caminaba por la playa de Punta Cavendich junto a su hijo pequeño cuando fue abordada por dos hombres por la espalda.

Amenazada con un arma blanca, la llevaron a un sector rocoso y mientras uno abusaba de ella, el otro mantenía sujeto al menor con el cuchillo en el cuello.

Además, la mujer detalló que le ataron las manos con los cordones de las zapatillas de su hijo y le colocaron medias en la boca para que no gritara y pudiera pedir ayuda.

Tras simular estar muerta, los agresores escaparon del lugar y ella caminó hasta las proximidades del autódromo, ubicado a unos diez minutos a pie, adonde finalmente pudo recibir ayuda.

La Policía activó un operativo cerrojo para dar con los autores de uno de los crímenes más siniestros de la provincia de Santa Cruz.

La mujer quedó internada en el Hospital Distrital con contusiones varias y un traumatismo de cráneo.

Además, distintos sectores de la comunidad convocaron a una marcha para este viernes a partir de las 18:00 desde la comisaría local para pedir justicia.