Condenaron a prisión perpetua al único detenido por el asesinato de Brian Aguinaco

Luis «Yun» Gómez manejaba la moto desde la que dispararon y asesinaron al adolescente de 14 años el 24 de diciembre de 2016, en el Bajo Flores.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de la Ciudad condenó a prisión perpetua a Luis «Yun» Gómez por el crimen de Brian Aguinaco. Gómez era el único detenido por el asesinato y el tribunal integrado por los jueces Adrián Pérez Lance, Fernando Ramírez y Luis Salas lo acusó de ser coautor de robo agravado por el uso de armas de fuego en concurso real de homicidio criminis causa.

El asesinato se produjo en la tarde del 24 de diciembre en el Bajo Flores, en momentos en que el adolescente acompañaba en auto a su abuelo Enrique Aguinaco. Escucharon gritos de dos mujeres que eran asaltadas por motochorros y el hombre dobló en contramano para disuadirlos. La moto era manejada por Gómez y su cómplice Brian Cruz González, menor de edad al momento del asesinato, sacó un arma calibre nueve milímetros y le disparó a Brian en el cuello, lo que le provocó la muerte días después en el Hospital Piñero, donde estaba internado.

Previo al veredicto, el pasado 11 de abril la fiscal de juicio Irma García Netto pidió para Gómez la pena de prisión perpetua por considerarlo coautor de «homicidio criminis causa», es decir matar para ocultar otro delito, en este caso el robo, y lograr la impunidad. «No quedan dudas de cómo ocurrió el suceso, reconstruido a través de las filmaciones y testimonios, que provoca la muerte de Aguinaco con un disparo que efectúan las dos personas que iban en la moto», indicó la fiscal en su alegato.

La funcionaria consideró además que «existió un plan previo y común con quien disparó en ese momento y (Gómez) sabía que era un menor de edad con un arma que se iba a utilizar». Argumentó además que el disparo fue «para poder eludir a la Justicia y para proteger su apoderamiento», que en este caso era la cartera de una de las dos mujeres asaltadas.