Con récord de turistas, Mar del Plata vive su mejor temporada baja en años

Cada fin de semana largo del 2022 fuera del verano viene superando, en cantidad de arribos y niveles de consumo, a los mismos del año pasado y los del 2019.

El turismo ha desempeñado a nivel mundial un papel central en la recuperación de las economías regionales tras lo peor de la pandemia. En sintonía, en Mar del Plata pasó de ser el sector más castigado a consolidarse como motor genuino de reactivación, con nuevas tendencias y un público ávido de viajar ya no solo en verano, sino también en una temporada baja que se desarrolla mes a mes con récord de turistas y un movimiento que se derrama en distintos sectores de la sociedad.

Sin excepción, cada fin de semana largo del 2022 ha sido superior, en cantidad de arribos e incluso en niveles de consumo, a los mismos del año pasado y a los del 2019, antes de la pandemia.

Luego de la temporada de verano, que atrajo a Mar del Plata entre diciembre y marzo a 4.158.272 turistas (un 46% más que en 2020/2021), los fines de semana -tanto los tradicionales como los que se extienden gracias a un feriado como el actual- han generado notable movimiento turístico en la ciudad, lo que directamente impacta en los comercios, que llevan 14 meses de recuperación consecutiva en sus ventas; la gastronomía y la hotelería, donde más ha crecido el  empleo; la recreación y otros sectores donde la aguja se mueve al ritmo del arribo de visitantes.

Desde el viernes, la ciudad vive un fin de semana largo con alrededor del 70% de las plazas hoteleras ocupadas, cifra que hacía varios años no se registraba en esta época. El Emtur confirmó ayer que arribaron 92.235 turistas.

Con favorables condiciones climáticas en una suerte de anticipo de la primavera, el movimiento se evidencia en la costa, el centro, los paseos comerciales, las cocheras, los cafés, restaurantes, parrillas y cervecerías en todos los extremos de la ciudad. Camet lució lleno de gente este fin de semana, Sierra de los Padres también ha trabajado “muy bien” y Chapadmalal se vio “desbordado” de visitantes, según comentaron comerciantes y emprendedores de estos sectores que rodean a Mar del Plata.

Para esta misma fecha, el año pasado había un 55% de reservas y la ciudad recibió a 81.600 visitantes, según los registros históricos del Ente Municipal de Turismo (Emtur). El número fue 12% más alto que el del mismo fin de semana largo del 2019, cuando llegaron 71.600 turistas.

Esa recuperación, a la que el Ministerio de Turismo de la Nación califica a esta altura como un “crecimiento”, se viene gestando a lo largo del año. Ejemplo de ello fueron también las vacaciones de invierno.

Durante el receso invernal, Mar del Plata recibió más de 300.000 turistas y el movimiento de julio fue un 25% mayor al del año pasado y, a su vez, un 7% más alto que en el año previo a la pandemia.

Asimismo, en junio la ciudad vivió un fin de semana extra largo “espectacular” de cuatro días que no se producía desde el 2016, fecha en que se sumó al calendario oficial el feriado en honor al General Martín Miguel Güemes y que coincidió a su vez con el Día del Padre.

En esa semana, según los registros públicos del Emtur, llegaron a Mar del Plata 148.500 turistas, un 60,3% más que en 2019 y un 17,9% por encima del 2016, último fin de semana largo similar.

Sin embargo, el despegue del turismo en temporada baja había comenzado antes. De hecho, Mar del Plata vivió su “mejor mayo en siete años”. Sin fines de semana largos, en todo el mes ingresaron más de 455.000 turistas, un 144,6% más que en el 2021 y un 19,1% más que en el 2019, ubicándose como el número más alto de arribos de los últimos siete años para ese mes.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Con el Presupuesto 2023 en la mira, el Congreso encara un segundo semestre con agenda variada

“Desarrollo más cerca tuyo” brindará atención en San Agustín