Con aumentos a jubilados y AUH y ayuda escolar, el Gobierno inyecta más de $21.000 millones para reactivar el consumo

A la suba extraordinaria del 46% para la AUH y el incremento de 11,8% para jubilados, pensionados y asignaciones familiares se suma el pago de $1701 por única vez en el año del beneficio para 3,5 millones de estudiantes.

El aumento del 11,8% en jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares, la suba extraordinaria del 46% en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y el pago de la ayuda escolar, por única vez en el año, de 1701 pesos volcarán más de 21.100 millones de pesos adicionales a los bolsillos de más de 11 millones de personas este mes.

Como referencia, esos 21.100 millones de pesos equivalen al 37 por ciento de los $57.000 millones que facturaron los supermercados del país o al doble de los $10.700 millones que vendieron los shoppings en diciembre -mes en el que suele subir la facturación por las fiestas-, según el Indec.

El aumento será más contundente en los beneficiarios de los 4 millones de AUH que paga mensualmente la Anses. El viernes, al hablar ante la Asamblea Legislativa 137, el presidente Mauricio Macri anunció un incremento extraordinario del 46%, que se dará en marzo y funcionará a cuenta de los aumentos previstos por la ley de movilidad para todo el año. El monto de la AUH subirá así de $1816 a $2652, según Anses, que pagará ese monto en dos veces, porque ya había liquidado el aumento del 11,8% previsto en la ley. En la zona 1 (La Pampa, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Patagones, en Buenos Aires) la AUH llegará a los $3447. La Asignación por hijo con discapacidad llegará a los $8642 y, en la zona 1, a los 11235 pesos.

Así, las familias de menores recursos recibirán desde este mes al menos 836 pesos más por cada AUH. En números grandes, la Anses volcará unos 3350 millones de pesos más a la calle desde marzo. Según el Ministerio de Hacienda, implicará una erogación adicional para todo el año de unos 15.000 millones de pesos, acordada con el FMI.

La medida compensa otras decisiones que tomó el Gobierno y que restaron ingresos a los sectores de menores ingresos, como el congelamiento de los montos de los 2,8 millones de subsidios a la compra de gas en garrafa (Plan Hogar) y de las 640.000 becas Progresar que se abonan cada mes a quienes realizan estudios secundarios, terciarios o universitarios.