Comienza el juicio por la inundación de La Plata en 2013 que dejó 89 muertos

En el banquillo de los acusados solo estará Sergio Lezana, funcionario de Defensa Civil, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Por qué no irá preso en caso de ser condenado.

El 2 de abril de 2013 cayó una «lluvia extraordinaria» en La Plata y en pocos minutos el agua borró todas las diagonales. El ex gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, aseguró que como consecuencia de esa situación 52 personas murieron, pero el ex juez en lo Contencioso Administrativo, Luis Arias, determinó que hubo al menos 89 víctimas fatales. Este miércoles, casi 6 años después, comienza el juicio.

La jueza en lo Correccional 4, Claudia Grecco, será al encargada de llevar adelante el juicio contra el único imputado, Sergio Ariel Lezana, funcionario de Defensa Civil de La Plata, por el delito de «incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Durante la instrucción, los investigadores también determinaron que Miguel Ángel Di Lorenzo, por entonces titular de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires, era responsable por el mismo delito, pero murió en los últimos meses.

En caso de ser condenado, Lezana no irá preso porque el delito solo contempla como sanción la inhabilitación de entre un mes y un año para ejercer la función pública y una multa pecuniaria de entre $700 y $12.500.

El fiscal de juicio es Jorge Paolini mientras que la defensa será llevaba adelante por los abogados Juan Ángel Di Nardo y Fabián Améndola. Por su parte, entre los testigos se encuentran el ingeniero Pablo Romanazi, autor de un libro sobre el hecho; la científica Nora Sabbione; y los exdelegados municipales de Villa Elvira, Los Hornos, Ringuelet, San Carlos y Melchor Romero.

El ex gobernador Scioli, así como el ex intendente de la ciudad, Pablo Bruera, no fueron imputados por la inundación seguida de muertes porque los acusadores consideraron válido el informe de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que consideró que la «lluvia extraordinaria» había provocado el desastre.