“Chiqui” Tapia culpó a los organismos de Seguridad por no llegar al Obelisco

El Presidente de la AFA pidió “mil disculpas en nombre de todos los jugadores campeones” por tener que suspender los festejos por la obtención del Mundial de Qatar 2022.

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio “Chiqui” Tapia, pidió “mil disculpas” a los fanáticos que se acercaron a la multitudinaria e histórica caravana para celebrar la conquista de la Copa del Mundo y advirtió que no podrán “avanzar” hasta El Obelisco.

El monumento histórico de Buenos Aires de 67,5 metros de altura, considerado un ícono de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la capital de Argentina, fue el lugar elegido por la Selección argentina para festejar el campeonato Mundial de Qatar 2022, lo que significó ponerle fin a una racha de 36 años sin éxitos de esta magnitud.

“No nos dejan llegar a saludar a toda la gente que estaba en el Obelisco, los mismos organismos de Seguridad que nos escoltaban, no nos permiten avanzar”, remarcó “Chiqui” Tapia en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente AFA apuntó directamente a los organismos de Seguridad que no estuvieron a la altura de un evento que colapso en todos los accesos y calles principales con aproximadamente cinco millones de personas.

Además, en la zona del Obelisco y alrededores se estimó que la cantidad de público rozó los cuatro millones, algo incontrolable con las vallas y efectivos que poco pudieron hacer ante la emoción de los presentes que quisieron retratar los festejos de una gesta histórica liderada por Lionel Messi.

“Mil disculpas en nombre de todos los jugadores Campeones.Una pena 😠🇦🇷”, cerró “Chiqui” Tapia en su publicación antes de que el micro con los jugadores se detuviera en Parque Roca para posteriormente abordar los helicópteros que sobrevolaron el microcentro de Capital Federal, y si bien pudieron observar a los hinchas, el clamor no fue el mismo.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Cinco millones de personas acompañaron a la caravana de los campeones

La casa de Dibu Martínez, un altar donde llueven ofrendas en homenaje al héroe marplatense