Chacabuco: asesinaron a puñaladas a una peluquera mientras chateaba con su hija

Por el crimen detuvieron a un inquilino y a un vecino de la víctima. Investigan el móvil.

La hija de Silvia Pereyra, una peluquera de 59 años de la ciudad bonaerense de Chacabuco, estaba chateando con su madre por Whatsapp. Sin embargo, la conversación se detuvo de golpe. Como pasaba el tiempo y seguía sin responder, fue a buscarla a su casa y la encontró apuñalada.

El primer detenido por el crimen fue un hombre de unos 60 años que había sido visto merodeando por la casa de la victima, pero recuperó la libertad unas horas después por falta de pruebas. La investigación apuntó hacia un nuevo sospechoso este domingo a la tarde: un inquilino de la mujer asesinada.

Se trata de un paraguayo que ya está detenido por el femicidio. En su departamento la policía encontró una cuchilla con sangre, un celular y una notebook que pertenecían a Pereyra. Unas horas después, se produjo la segunda detención. Otro vecino de la víctima.

El cuerpo de la peluquera lo encontró su hija el sábado al mediodía dentro de su casa, sobre la calle Agustín Roca, entre Padre Doglia y Avellaneda. Había sido apuñalada al menos tres veces, en el pecho y en la espalda, y murió en el lugar.

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, inclusive un intento de abuso sexual o un asalto. Sin embargo, las pertenencias de la víctima que secuestraron en el domicilio del detenido apuntan a que el sujeto trató de eliminar algún tipo de evidencia más que a un hecho de inseguridad.