La mamá de Lucía, la joven que perdió la vida luego de ser atropellada, le trasladó su inquietud a la Gobernadora: «lo tratan como un rey».

Detrás de esa puerta pasa sus días detenido Federico Sasso.

Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, la chica que perdió la vida luego de ser embestida por un automóvil en Mar del Plata, se acercó lunes a al sede del club Quilmes, donde se realizó el acto de campaña encabezado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

En ese lugar, Borelli pudo mantener un acotado encuentro con la mandataria y le trasladó su enojo por las condiciones de detención que tiene Federico Sasso, el único imputado por e homicidio, en la Comisaría de Balcarce.

«Le dije que no me gustaba lo que hacían en Balcarce, que lo tenían como un rey al señor: festeja el día de padrejuega a la play, todas cosas que no corresponden. Hace dos meses que está allá. Ya está, es una persona que mató, no existe que un homicida esté dos meses en una comisaría», contó indignada.

«Me dijo que estaba al tanto del caso de Lucía, que es terrible lo que pasó. Que cuando el procurador de La Plata se lo contó ella quedó un poco en shock, porque Lucía fue la que murió, pero también hay 8 chicos lastimados. Me dijo que tenía todo su apoyo, tanto económico, como civil y penal», relató la mamá de la joven arrollada.

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.