La adolescente que denunció haber sido víctima de reiterados abusos por parte de su padre, pidió un careo con el imputado durante el juicio.

Departamento Judicial Mar del Plata.

El balcarceño de 45 años que este miércoles fue sentenciado a 12 años de prisión efectiva, acusado de violar a su propia hija durante tres años, aún no quedó detenido.

Pese a que desde el Tribunal Oral en lo Criminal 3 anunciaron la pena que deberá cumplir y mas allá que desde la fiscalía solicitaron que el sujeto fuera detenido de manera inmediata, el Tribunal no dispuso esa medida a la espera de que la condena a doce años quede firme.

Los magistrados dieron por probados los hechos denunciados por la víctima quien dijo haber sido abusada durante tres años. En este marco, se pudo saber que los informes periciales, la declaración de al menos 15 testigos y un careo entre el acusado y la joven resultaron claves para determinar la culpabilidad del padre.

Según le revelaron fuentes judiciales a 0223, «uno de los momentos más intensos del debate se dio cuando la víctima pidió un careo con el hombre en el medio de su declaración y le gritó que no podría negar que era el autor de las violaciones”.

 

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.