Camaño: «representamos a una gran porción de la sociedad que no quiere a Macri ni Cristina»

La Legisladora ponderó la figura de Lavagna. Dijo que el ex Ministro acredita «eficacia y honradez» y defendió la construcción de Consenso Federal: «la sociedad pide a gritos otra alternativa».

La actual legisladora Graciela Camaño llegó a Balcarce este viernes y se reunió con el Precandidato a Intendente Municipal por Consenso Federal, Jorge Guzmán.

En uno de los salones del Hotel 646, la precandidata a Diputada por la Provincia de Buenos Aires defendió el espacio que encabeza Roberto Lavagna y deslizó: «construimos una alternativa que forma parte de las necesidades que tiene la sociedad. Contamos con el respaldo de un enorme porcentaje de la ciudadanía que no quiere volver al pasado ni seguir soportando este presente».

Camaño remarcó que tanto Macri como CFK tienen «un alto porcentaje de imagen negativa» motivo por el cual cree que «la sociedad está pidiendo a gritos otra alternativa».

La dirigente habló además de un «relato» que busca instalar a «dos extremos en una presunta polarización» y advirtió: «tuvieron que captar dirigentes para ponerse más al medio. El macrismo encontró a Pichetto y el kirchnerimos encontró a Massa. A nosotros nos van a encontrar siempre del mismo lado, por eso nuestro comportamiento».

Camaña sostuvo que «ni Macri ni Cristina son la solución» y en ese contexto enfatizó sobre la figura del ex Ministro Roberto Lavagna: «es la persona que puede acreditar en el desempeño de la función púbica la eficacia y la honradez».

«En 2002 teníamos esta misma situación: incapacidad de los dirigentes para resolver la crisis monetaria. En ese momento Lavagna se puso al frente del problema y lo resolvió, incluso haciendo que la economía crezca, desarrollando el trabajo y recuperando el poder adquisitivo del salario», recordó.

Y agregó: «tanto Macri como Cristina decidieron paralizar la economía para resolver la inflación. Pararon las máquinas de producción y cerraron el bolsillo de los consumidores. De esa forma pueden resolver la inflación por un tiempo, pero si siguen así se van a quedar sin Argentina».

Por último criticó el acuerdo entre en Gobierno y el Fondo Monetario Internacional, dijo que «a todas luces traerá aparejado un enorme conflicto social» y finalizó: «el Fondo deberá entender que somos un país soberano. Que tenemos una deuda, pero que será el gobierno el que determine cómo pagarla».