Bolivia: el Gobierno interino anunció una mesa de negociación con el partido de Evo Morales

El objetivo es “pacificar el país” en medio de las protestas que se extienden desde hace cuatro semanas y generaron la renuncia del expresidente Evo Morales.


En medio de la tensión y las protestas, el Gobierno interino de Bolivia anunció este jueves que instaló una “mesa de negociación” con dirigentes del partido del expresidente Evo Morales, exiliado en México.

El objetivo de la medida es poder pacificar el país producto de las protestas que se extienden desde hace cuatro semanas.
“Estamos en una mesa de diálogo, creemos que es posible pacificar el país”, indicó el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano.

Las declaraciones del funcionario se dieron en un contexto de violencia contra la prensa que llegó al país andino para cubrir la crisis que lo azota.

Este jueves, los equipos periodísticos de TN, América, Telefé y Crónica fueron agredidos durante sus coberturas a las múltiples manifestaciones de partidarios de Evo Morales, que desconocen al Gobierno provisorio. Como consecuencia de ello, debieron ser evacuados a un lugar de resguardo.

En paralelo, el Gobierno interino llamó al diálogo como una forma de apaciguar los choques en las calles.

De acuerdo a la información provista por Justiniano, en la conversación participan delegados de la presidenta interina Jeanine Añez y congresistas del Movimiento Al Socialismo (MAS) -el partido de Morales-, en particular la senadora Adriana Salvatierra, extitular de la Cámara alta, y la diputada Betty Yañíquez.

Al respecto, el funcionario explicó que las negociaciones entraron en un proceso en el que se estudian las “condiciones” puestas por el MAS para establecer un acuerdo. “Si quieren una ley que les garantice que no habrá persecución política, perfecto”, sostuvo. “Nos han pedido: ‘Queremos salvoconducto para todos nuestros dirigentes’”, añadió.

En ese sentido, aseguró que si se alcanza un “ámbito de pacificación, tienen todas las condiciones para quedarse en el territorio nacional”. “Han pedido inclusive la posibilidad de que Evo Morales pueda venir libremente. No hay problema. Es un ciudadano más, él es el expresidente”, señaló Justiniano.

No obstante, dijo “lamentar” mucho las declaraciones “incendiarias del expresidente que no están buscando paz”. “Yo creo que declaraciones como estas son las que solamente incendian”, estimó el ministro, que subrayó que el objetivo del diálogo es que “La Paz vuelva a la normalidad”.