Boca y River avanzan en un acuerdo para jugar la Superfinal sin público visitante

Angelici y D’Onofrio se reunirán el lunes para terminar de debatir sobre la propuesta del gobierno de realizar los partidos de Libertadores con hinchas de ambos clubes.

Angelici y D’Onofrio se oponen a la idea de jugar con hinchas visitantes.

Las últimas horas fueron vertiginosas para aquellos que deben resolver cada detalle organizativo de la Superfinal que definirá al campeón de la 59ª edición de la Copa Libertadores. La propuesta del presidente Mauricio Macri de disputar los duelos entre River y Boca con público visitante fue perdiendo fuerza lentamente, a tal punto que a comienzo de la próxima semana podría quedar en una simple declaración.

Las dirigencias de Boca y River avanzan en una negociación que tendría como destino final la determinación de no recibir a la parcialidad visitante en ninguno de los dos estadios. La decisión está en manos de los clubes, según lo confirmó el propio Macri en las últimas horas.

Desde el «Millonario» mantuvieron un diálogo informal con los organismos de seguridad en el que expresaron que no consideraban que fuese seguro jugar con visitantes.

El presidente Daniel Angelici también se acopló a esa idea y lo expresó durante un acto que encabezó en una peña del club en la ciudad de Pehuajó. «El lunes nos reunimos con D’Onofrio pero es muy probable que decidamos jugar sin público visitante y haciéndonos responsables de la decisión que tomemos», dijo el dirigente según las declaraciones que replicó el sitio Lanza la bola.

Macri fue claro: las entidades de seguridad están dispuestas a ofrecer la cobertura necesaria para garantizar la paz del evento pero serán las instituciones las que definirán la metodología escogida. «Le hemos ofrecido las condiciones para que jueguen con público visitante. A partir de ahí, es decisión de los clubes que son los que organizan el espectáculo», sentenció el Presidente.