Boca se tomó revancha, goleó a Ferro y sacó una buena ventaja

El Xeneize realizó un gran partido y se vengó del 0-5 en semifinales. Con Armoa (3) y Cejas (1) iluminados superó 5 a 2 al elenco de la Estación y se acercó al título.

Armoa, ex Ferro, imparable: metió triplete y fue la figura de la tarde.

Cambió totalmente la versión. En el encuentro de vuelta de las semifinales de los play off, Boca fue vapuleado por Ferro, que le ganó 5 a 0 y ademas le perdonó la vida. Fue un baldazo de agua fría para los dirigidos por Omar Arreguito, que en 20 días debían jugar la primera final anual. Y el rival fue Ferro, nuevamente, aunque con una inyección anímica importante tras dejar a San Manuel en el camino.

Y nada tuvo que ver el partido de este domingo con el de los play off. El DT de Boca pegó un volantazo y le dio resultados: apostó a la velocidad de Charmelo en la línea defensiva junto a Ruiz y sacó a Díaz, habitual titular y referente del equipo.

Buen marco en el Estadio Municipal en la primera final.

Los primeros cinco minutos del partido fueron de Ferro, que entró encendido. Vega lo tuvo primero y Canto después, aunque el travesaño le dijo que no. Desde ahí, fue todo para Boca, que encontró el gol rápido.

Luciano Armoa le ganó la espalda a Gutiérrez y tras eludir a Velázquez definió fuerte para el 1-0. Lejos de conformarse, el Xeneize siguió insistiendo y en una pelota parada logró el segundo. Cejas capturó un rebote en el área y con una tremenda chilena estampó el 2-0.

Sorpresa para Ferro, que no reaccionaba. Isaías Sequeira y Nicolás Canto, por los costados, estuvieron bien controlados y sin ellos era muy difícil. Boca, en cambio, tenía le pelota y era punzante, con ataques claros. Pasando la media hora de juego, Braian Llefull recibió sólo por derecha y con un remate fuerte y arriba puso el 3-0.

Llefull festeja el tercero de Boca ante su gente.

 

En el complemento, con viento a favor, Ferro tuvo intenciones de llevárselo por delante a Boca, pero el Xeneize salía rápido de contra y generaba daño. Armoa, iluminado, aprovechó una desatención entre Leonardo Velázquez y Matías Gutierrez y por arriba del arquero marcó el 4-0.

Los de Redondo necesitaban el gol que lo meta en la serie de nuevo y a falta de 15 minutos apareció Vega con un cabezazo para vencer a Leiva. Pero Boca no bajó los brazos, siguió presionando y tras un quite en la mitad de la cancha Armoa quedó solo ante Fernández, que no pudo contener el derechazo cruzado para el 5-1.

Sobre el final, Vega le volvió a dar vida a Ferro. Un desvío en un tiro libre descolocó a Leiva y Vega cerró el partido con un 5-2. Ferro necesita otra hazaña.

 

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.