Bajo un estricto protocolo sanitario reanuda su actividad el natatorio «La Cima»

El funcionamiento del lugar estará marcado por precisas medidas de prevención, turnos de 50 minutos y una capacidad reducida para garantizar el distanciaminto.


A partir de la próxima semana volverán a funcionar los centros de pilates, gimnasios, natatorios y algunas actividades deportivas en las que se garantice el distanciamiento lateral, anterior y posterior. 

El natatorio «La Cima» hizo oficial su reapertura desde este mismo lunes 8 de junio. Según la información brindada por el Profesor Walter Carballo, el funcionamiento del natatorio estará marcado por estrictas medidas de prevención, turnos de 50 minutos y una capacidad reducida del lugar que permitirá garantizar la «distancia de acercamiento».

El protocolo
Mantenimiento preventivo
El natatorio mantiene el agua de la pileta con bombas y filtros combinando este con un tratamiento químico logrando(oxidación/reducción) y decantación. La filtración se realiza con presión logrando la retención de partículas entro los 40 y 70 micras. El aporte químico se realiza con cloro en una dosis que está dada de acuerdo a nuestro volumen de agua garantizando así una concentración entre 1 y 0.5 mg/lt. También en forma de aporte químico se controla el PH para aumentar y mantener el REDOX que es la reducción/oxidación de toda materia orgánica, bacterias, virus y gérmenes.

La zona húmeda del natatorio está comprendida por los espacios adyacentes a la pileta como bordes y veredas, estos son utilizados para calentamiento y estiramiento. Dichos lugares, se lavan varias veces al día con agua clorada y desinfectantes como: amonios cuaternarios o cloruros de benzalconio. Las manoplas, tablas y demás materiales de enseñanza están desinfectados también con los mismos procedimientos.

En la zona de vestuario se realizan dos tipos de desinfecciones, una superficial y otra aeróbica. La superficial se realiza con agua clorada y desinfectantes igual que usamos en la zona húmeda de la pileta. La aeróbica se realiza con ozono. Este gas es 10 veces más poderoso que el cloro. El aporte se regula a una concentración no mayor a 0,5 mg/mt3. de esta forma aseguramos el saneamiento del aire e inmunizamos en un porcentaje muy elevado a los nadadores. También la dosis del ozono es regulada de forma aceptable y respetando los niveles de tolerancia.

La zona de recepción o hall de entrada consta de 50 mts2 aproximadamente. Se restringirá el ingreso de personas en los lugares de avistaje, evitando así la concentración de gente. El lugar se mantendrá limpio y desinfectado diariamente, limpiando pisos y pulverizando con amonio cuaternario. También se instalará un ozonizador que mantendrá el nivel de ozono no mayor a 0.5 mg/mt3 en el aire logrando así una desinfección aeróbica. y un buen nivel de tolerancia.

En toda la instalación, se marcarán senderos de circulación para respetar las distancias de acercamiento. También habrá cartelería con mensajes de obligatoriedad de uso de barbijos y otros, marcando distintas sugerencias como, por ejemplo: desinfección de manos al ingreso del natatorio, respeto de distancia entre las personas, factor de ocupación en vestuarios, etc.

Usuarios
Con respecto al usuario en el natatorio se permitirán 4 personas por carril, trabajando 2 usuarios por cabecera a una distancia cada uno de 2mts. Cuando están en descanso o en actividad no se generaría ningún inconveniente. Las medidas del natatorio son de 25 mts de largo por 10 mts de ancho, cada carril tiene 2 mts. Los turnos serán de 50’ de actividad y 10’ para cambiarse. Los vestuaristas controlarán la cantidad de usuarios en el vestuario como así la higiene y ordenar los cambios de turno.
La actividad se haría de 07 hs a 16 hs como se está trabajando hoy en día.