AUTOS | El campeón puso todo en su lugar: victoria de Ianni en su regreso al TSC

El Gringo triunfó en una final apasionante con una gran maniobra en la última curva. En Mar del Plata fue su reaparición luego de lograr el título el año pasado.

ariel-ianni
REGRESO Y VICTORIA. Gran triunfo para el balcarceño (derecha).

En el autódromo ‘Ciudad de Mar del Plata’ se desarrolló una nueva fecha del Turismo Special de la Costa, que contó con un regular parque automotor. Fueron 14 los vehículos presentes en el séptimo capítulo del año, que tuvo una agónica definición.

[pullquote align=»left» cite=»» link=»» color=»» class=»» size=»»]Rapari llegó adelante en pista, pero fue recargado con 10 segundos por un toque con Román.[/pullquote]

Ariel Ianni, que regresó a la categoría luego de consagrarse campeón el año pasado, puso las cosas en su lugar.

El Gringo, con el Ford atendido por Pablo Palestini y motorizado por Alfedro Rodríguez, superó en la recta final del último giro a Carlos Climenti y se quedó con el triunfo. Por milésimas el balcarceño logró la victoria gracias a una fina maniobra.

En el octavo lugar llegó Mariano Calamante (Ford), mientras que Pablo Catania abandonó en el segundo giro.

+ El video (El Reten)

How to Share With Just FriendsHow to share with just friends.

Posted by Facebook on Viernes, 5 de diciembre de 2014

 

+ RESULTADOS DE LA FINAL 

1°) ARIEL IANNI 22.31.281
2°) CARLOS CLIMENTE A 0.128
3°) GUSTAVO FERNANDEZ 0.286
4°) ALEJANDRO CARAM 0.409
5°) SEBASTIAN SALSE 1.662
6°) ALEJANDRO KUHN 3.289
7°) DARIO RAPARI 5.306
8°) MARIANO CALAMANTE 16.009
9°) MAURICIO GALLEGO 11 VUELTAS
10°) JOSE ROMAN 7 VUELTAS
11°) MARCELO GUERRA 6
12°) EDUARDO FISCHER 6
13°) PABLO CATANIA 2
14°) MARTIN MORELLI 2

1 thought on “AUTOS | El campeón puso todo en su lugar: victoria de Ianni en su regreso al TSC

  1. Ianni no es un campeón de mentira, el verdadero campeón 2014 Vitale Nicolas, acá tienen la sentenciaREGISTRO Nº256.S FOLIO Nº1018

    Sala Primera de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Mar del Plata

    Expte. Nº 159979.-

    Autos: «IANNI ARIEL FERNANDO C/ FEDERACIÓN REGIONAL DE AUTOMOVILISMO DEPORTIVO MAR Y SIERRAS Y OTRO/A S/AMPARO».-

    En la ciudad de Mar del Plata, a los 8 días de octubre de 2015, habiéndose practicado oportunamente en esta Sala Primera de la Cámara de Apelación Civil y Comercial el sorteo prescripto por el artículo 263 del Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia, del cual resultó el siguiente orden de votación: 1º) Dr. Ramiro Rosales Cuello y 2º) Dr. Alfredo Eduardo Méndez , se reúnen los Señores Magistrados en Acuerdo ordinario a los efectos de dictar sentencia en los autos «IANNI ARIEL FERNANDO C/ FEDERACIÓN REGIONAL DE AUTOMOVILISMO DEPORTIVO MAR Y SIERRAS Y OTRO/A S/AMPARO».-

    Instruidos los miembros del Tribunal, surgen de autos los siguientes

    A N T E C E D E N T E S :

    A fojas 297/303 dictó sentencia definitiva el Sr. Juez de Primera Instancia. A través de ésta hizo lugar a la acción de amparo interpuesta por Ariel Fernando Ianni contra Federación Regional de Automovilismo Deportivo Mar y Sierras -F.R.A.D.- dejando sin efecto lo resuelto por el Tribunal de Disciplina y el Tribunal de Apelaciones en torno a los sucesos acaecidos el 25/05/2014, resoluciones que fueran comunicadas al amparista el 18/06/21014 y el 05/09/2014 respectivamente, imponiendo las costas al vencido. En otro punto, rechazó la acción de amparo entablada contra el Automóvil Club Argentino -A.C.A.-, donde también impuso las costas al vencido.

    Dicha sentencia viene a conocimiento de esta Alzada con motivo del recurso de apelación deducido por la parte demandada (fs. 315/325 vta.) y por la parte actora (fs. 329/331). El recurso del actor fue contestado sólo por el A.C.A y el de la F.R.A.D. sólo por el actor.

    En base a ello, los Señores Jueces resolvieron plantear y votar las siguientes

    C U E S T I O N E S :

    1ª) ¿Es justa la sentencia de fojas 297/303?

    2ª) ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

    A LA PRIMERA CUESTIÓN PLANTEADA EL SEÑOR JUEZ DR. RAMIRO ROSALES CUELLO DIJO:

    Recurso de la F.R.A.D.-

    a. Falta de agotamiento de la vía administrativa.-

    Luego de pronunciarse por la necesidad de un daño grave e irreparable, el carácter subsidiario de esta acción y la inexistencia de otros remedios administrativos o judiciales que permitan salvaguardar los derechos afectados, el señor Juez de Primera Instancia señaló que por no haber podido ofrecer prueba ante el Tribunal de Disciplina salvo la insuficiente que se dispuso como medida para mejor proveer por el Tribunal de Apelaciones, se produjo una lesión al derecho de defensa del actor que habilitaba el ejercicio del amparo.

    El mismo carácter subsidiario del amparo es blandeado por el apoderado de la F.R.A.D. para criticar la sentencia por no advertir la falta de agotamiento de la vía administrativa. Sostiene que el procedimiento administrativo previsto contempla un recurso de arbitrariedad para ser decidido por la Mesa Directiva de la CDA, mediante el cual se puede lograr la reapertura de las actuaciones para que se ordenen las medidas necesarias para la correcta resolución de la cuestión de fondo. Manifiesta que ese resultado se podría haber obtenido aun frente a la comprobación oficiosa de la existencia de arbitrariedad por más que no se hubiere alegado ese vicio, frente a una nota o presentación del interesado.

    El recurso debe proceder.

    Tengo para mí que para determinar si la acción de amparo es la idónea para el caso que se trae a consideración no resulta apropiado partir de la premisa de que se trata de un remedio residual o subsidiario. Este cauce formal tiene como ámbito de actuación específico las situaciones de amparo, definidas como aquéllas donde el vicio del acto atacado es de tal notoriedad y evidencia que resulta absolutamente innecesario remitir su estudio a otros procedimientos más amplios so pretexto de mayor debate y prueba (art. 20 inc. 2° de la Const. Prov. y 43 de la C.N.).

    De ese modo, la remisión de la cuestión a otros procesos que demoren la decisión más allá del tiempo justo y necesario que demande su dilucidación siempre imprimirá en el afectado un daño de imposible o muy dificultosa reparación ulterior, poniendo al descubierto su ineficacia para alcanzar una tutela efectiva del derecho de defensa. El tiempo, dimensión enaltecedora de lo humano, así lo indica.

    Cumplo con ello dejando a salvo mi criterio, sin perjuicio de lo cual he de recordar que siempre que no se encuentren comprometidos derechos tales como la vida, la salud, el medio ambiente, derechos del consumidor o del usuario y servicios públicos, el Máximo Tribunal Federal parece acuñar una postura contraria presuponiendo la idoneidad de otras vías, desconociendo en el mayor tiempo que pudiere demandar su tránsito aquel daño que sellaría su ineptitud (CSJN, 24/05/2005, «O., S. B. c. Provincia de Buenos Aires», 06/06/2006, «Y., G. C. c. Nuevo Hospital El Milagro y otra», 30/10/2007, «María Flavia Judith c. Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos y Estado Provincial»; y 27/05/2009, «P., S. E. c. Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas Discapacitadas», Fallos 330: 4647, Fallos 329:2552, “Floreancig c. Estado Nacional”, 11/04/06 «Barria, Mercedes c. Provincia de Chubut” Fallos 329:1226, 05/09/2007, LA LEY, 2007-E, 438, «Editorial Río Negro c. Provincia de Neuquén”, entre muchos otros).

    Pues bien, aun la adopción de la interpretación más amplia a la que adhiero, abona la improcedencia de la acción en este supuesto.

    Es que el daño que podría seguirse de la aplicación inmediata de la sanción, bien pudo ser evitado mediante la promoción judicial de una medida cautelar autónoma donde se solicitare la suspensión de los efectos de la sanción hasta tanto se resolviere el recurso interno de arbitrariedad manifiesta, previsto específicamente para canalizar supuestos como el denunciado (art. 54 del RAD, art. 232 del CPCC y art. 2 inc. 1° Ley Prov. N° 13.928).

    Tampoco podría alegarse perjuicio derivado del tiempo que insumiría tal temperamento, desde que la sencillez del trámite previsto en el reglamento respectivo, los antecedentes de los recursos internos anteriores, como así también el lapso consumido por la presente causa judicial, indican que la resolución en el ámbito deportivo hubiere sido más célere que la obtenida en estos estrados judiciales (fs. 123/177, arg. art. 15 de la Const. Prov. y 18 de la C.N.).

    El curso de acción señalado ostentaría la bondad de impedir que la administración de Justicia sustituya a los órganos internos especialmente diseñados y constituidos para discernir las responsabilidades disciplinarias que caben a los participantes de las competencias automovilísticas, reservando la actuación del Poder del Estado para cuando se hayan agotado los remedios previstos en ese ámbito o se haya concretado una lesión al derecho de defensa de tal magnitud que se torne imposible de reparar mediante el ejercicio de aquéllos (CSJN, Fallos 310:360; «Compañía Swift de La Plata S.A.», sent. del 30-V-1978).

    Se respeta con esto el juego de las instituciones vigentes, la idoneidad específica de los distintos organismos, la diversa finalidad para la que fueron creados, y el sometimiento voluntario al régimen respectivo.

    b. Falta de notificación en debida forma – Imposibilidad de prueba en sede administrativa – Negativa a tomar vista de las actuaciones – Pertinencia de la declaración de los testigos ofrecidos – Improcedencia del traslado de la contestación.

    El sentido en que propicio se decida el agravio precedente torna inoficiosa la consideración de los restantes, los cuales por esa razón constituyen cuestiones desplazadas.

    Recurso del actor.-

    a.- Rechazo de la acción contra el ACA – Imposición de las costas.-

    Con base en que el acogimiento de la acción obedeció a fundamentos distintos, se consideró que el planteo de inconstitucionalidad del reglamento resultaba inoficioso deviniendo abstracta la intervención del Automóvil Club Argentino, rechazando la demanda instaurada en su contra e imponiendo las costas a la parte actora.

    La parte actora defiende la legitimación pasiva de esa institución fundándolo en su carácter de responsable del dictado del Reglamento Deportivo Automovilístico y encontrarse dentro del esquema organizativo deportivo. Agrega que la garantía de amparo puede ser ejercida contra una persona pública o privada cuando se lesionen derechos constitucionales.

    En cuanto a las costas, postula la necesidad de que se lo exima total o parcialmente de esa condena accesoria debido a haber tenido motivos para litigar.

    La inclusión del Automóvil Club Argentino entre los sujetos pasivos de la pretensión aparece injustificada puesto que la acción de amparo debe dirigirse contra el autor de la lesión, siendo inadmisible la citación de terceros en el ámbito de su específico cauce formal (art. 5° Ley Prov. 13928).

    Los párrafos precedentes justifican que sea la parte actora quien cargue con las costas de su recurso de apelación (arg. art. 68 párr. 1° del CPCC).

    En orden a lo expuesto, a la primera cuestión voto por la NEGATIVA.

    EL SEÑOR JUEZ DR. ALFREDO EDUARDO MÉNDEZ VOTÓ EN IGUAL SENTIDO Y POR LOS MISMOS FUNDAMENTOS.

    A LA SEGUNDA CUESTIÓN PLANTEADA EL SEÑOR JUEZ DR. RAMIRO ROSALES CUELLO DIJO:

    Corresponde: I.- Revocar la sentencia de fojas 297/303.

    II.- Imponer las costas de Primera y Segunda Instancia al actor en su carácter de vencido (art. 68 párr. 1° y 274 del CPCC).

    EL SEÑOR JUEZ DR. ALFREDO EDUARDO MÉNDEZ VOTÓ EN IGUAL SENTIDO Y POR LOS MISMOS FUNDAMENTOS.

    Por ello, en virtud de las conclusiones obtenidas en el Acuerdo que antecede y sus fundamentos, se dicta la siguiente

    S E N T E N C I A :

    I.) Revócase la sentencia de fojas 297/303. II.) Impónense las costas de Primera y Segunda Instancia al actor en su carácter de vencido. III.) Difiérese la regulación de honorarios profesionales para su oportunidad (art. 31 decr. ley 8.904/77).

    NOTIFÍQUESE personalmente o por cédula (art. 135 CPCC). DEVUÉLVASE.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.