El delegado de los trabajadores de Intesar se refirió así a la situación que le toca atravesar a los más de cien operarios.

Los trabajadores también se manifestaron en los ingresos al Concejo Deliberante.

En medio del debate que mantuvo anoche el cuerpo legislativo en el marco de la quinta sesión ordinaria, alrededor de 40 trabajadores de Intesar ingresaron al recinto para seguir de cerca el proyecto de resolución elevado por el concejal del Frente Renovador, Gabriel Petruccelli, quien rechazaba las medidas adoptadas por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, que suspenden nuevamente la obra repontenciación del servicio eléctrico.

Al momento de la exposición del Presidente del cuerpo, Gustavo Bianchini (gentilmente dejó de explicar la postura del bloque oficialista), el delegado de los trabajadores de Intesar, Nahuel Arévalo, interrumpió el debate y explicó la situación que le toca vivir a los operarios locales.

«Estamos cansados de promesas. Ya es la tercera vez en pocos meses que estamos frente a esta situación. Ustedes tienen que entender que los trabajadores no tienen para llevar el pan a la casa», expuso.

Además, agregó: «Nosotros le pedimos al Intendente que se ponga al frente de este reclamo, que lo haga con firmeza para darle una solución a todas las familias que la están pasando mal. Nos pueden leer cualquier comunicado, pero la realidad es que estamos cansados de las promesas porque lo cierto es que no tenemos plata para llevar la comida a nuestras casas».

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.